La entrada a Santiago por la Cidade da Cultura no despierta interés en los conductores

Milladoiro mantiene sus retenciones habituales, el del Gaiás estaba totalmente libre y en San Lázaro se produjeron retenciones por un vehículo averiado

Tráfico santiago Tráfico santiago

Santiago / La Voz

La puesta en funcionamiento de la salida de la Cidade da Cultura no se dejó notar en el tráfico de primera hora de la mañana, y el acceso desde Milladoiro volvió a registrar los habituales atascos. A las ocho de la mañana, los coches formaban una larga cola que iba desde la glorieta de Volta do Castro hasta casi la primera rotonda de Milladoiro. Así se mantuvo hasta poco después de las ocho y media, cuando el atasco fue disminuyendo en el cruce con Volta do Castro. En la rotonda de Conxo, libre a primera hora de la mañana, se produjeron alguna retención puntual al cerrar el semáforo.

Mientras tanto, el nuevo acceso a Santiago por el Gaiás estaba prácticamente libre de vehículos. Solo unos pocos optaron por utilizar esta entrada a Santiago, y la mayoría eran de personas que se quedaron en la misma Cidade de Cultura. En los pocos coches que continuaron la marcha hasta Santiago viajaban adultos acompañados de escolares. A las ocho y media de la mañana, dos vehículos de la Policía Local permanecían en la zona ante la previsión de un incremento de tráfico, que no se produjo. Uno de ellos se fue después de dar varias vueltas en las rotondas del acceso de la AP-9.  Pocos minutos después, solo quedaba un coche de la Local en la rotonda de la avenida Manuel Fraga. Lo curioso fue que la avenida Diego Bernal tenía bastante más intensidad de tráfico que el acceso por la AP-9.  

La mañana se complicó algo más en el tramo de la autopista en San Lázaro, donde se registraron retenciones por la avería de un vehículo que afectó a uno de los carriles. 

El Gaiás, la ruta más corta de la AP-9 al centro de la ciudad y también la más complicada

xurxo melchor

La nueva salida de la autopista dista solo cuatro kilómetros de la plaza de Galicia, pero los viales por los que discurre el itinerario son malos y no están preparados para tráfico intenso

La apertura de la nueva salida de la AP-9 en el Gaiás amplía a cuatro las conexiones de la principal arteria de Galicia con Santiago y acerca un poco más la autopista al centro, ya que la de la Cidade da Cultura, con solo cuatro kilómetros de distancia, es ahora la ruta más corta entre esta vía y el corazón del Ensanche.

Además de lo reducido de su trayecto en kilómetros, entre las virtudes de la nueva salida en la Cidade da Cultura está también el que no hay semáforos en todo el recorrido, que exige unos siete minutos y medio con tráfico medio. Los contras son tan evidentes como los pros. El vial es aceptable, aunque estrecho, en el primer tramo, el que corresponde a la avenida Manuel Fraga, pero se torna más ceñido cuando llega a la calle Diego Bernal, en la que no hay arcenes, las rotondas son pequeñas y el estado de conservación de la calzada es malo. Claramente, es insuficiente para acoger gran densidad de tráfico y habrá problemas porque el enlace recientemente abierto es la salida natural desde la AP-9 para ir al Multiusos y el complejo deportivo de Sar.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La entrada a Santiago por la Cidade da Cultura no despierta interés en los conductores