Santiago Centro plantea una batería de iniciativas para salvar el Ensanche

El párking subterráneo del Campus Vida y un teleférico, entre las propuestas del plan estratégico


Santiago / La Voz

La Fundación Santiago Centro presentó su plan estratégico comercial para el Ensanche con la mirada puesta en la necesidad de buscar fórmulas que permitan salvar a un barrio que sufre las consecuencias de los cambios de ámbitos en el consumo. El plan plantea directrices para los ámbitos turístico, urbanístico, vecinal y comercial, y sugiere medidas para corregir las carencias del barrio. Entre las iniciativas estrella se vuelve a incidir en la necesidad de aumentar el número de plazas de aparcamiento y se recupera la iniciativa de construir el párking en el Campus Vida. Además, el plan saca a la luz la falta de gancho del Ensanche, y por ello plantea la creación de alguna instalación que sirva como excusa para «bajar» a esta zona de la ciudad. Así, proponen construir un teleférico de la Cidade da Cultura a la estación intermodal.

Turismo

Eliminar la barrera psicológica. En la visión del Ensanche que tienen los turistas surge el reconocimiento de una barrera psicológica entre el casco y el Ensanche. El plan apunta que ocho de cada diez visitantes desconocen las oportunidades de ocio de la zona nueva. Como propuestas para atraer turistas al Ensanche se plantea, además del mencionado teleférico, el desarrollo de campañas para fortalecer las ventajas comerciales del área. Se sugiere poner en marcha guías turísticas y comerciales, y crear rutas peatonales para desplazarse a Conxo, Sar y A Rocha. Incluso sugiere a los hosteleros lanzar rutas de tapas o fomentar los locales y hoteles que acepten mascotas. Ante la moratoria de hoteles en el casco histórico, Santiago Centro propone fomentar los apartamentos turísticos en el Ensanche.

Urbanismo

Exceso de tráfico rodado y nuevas reurbanizaciones. El plan llama la atención sobre las calles sin reurbanizar, la falta de plazas de aparcamiento y la excesiva carga de tráfico rodado. La existencia de numerosos locales vacíos en las calles más comerciales ofrece un aspecto de abandono poco atractivo. Salvo excepciones, el plan alerta de la escasa creatividad de los escaparates del Ensanche. Como soluciones dentro del ámbito comercial, el plan estratégico apunta a la reurbanización del Hórreo, por ser el principal acceso peatonal a la ciudad desde la futura intermodal. Pero también aboga por la urbanización de Rosalía de Castro y Santiago de Chile; y por la peatonalización de la avenida de Vilagarcía para facilitar el paso entre el Ensanche y Conxo. La clave para reducir la presión de los coches y facilitar el acceso a los comercios del Ensanche pasa por la construcción del párking del Campus, por ampliar el horario del aparcamiento de Santa Marta, por la reurbanización del párking de Pontepedriña y por mejorar las frecuencias de los autobuses urbanos que conectan los aparcamientos de borde. En el plan se insta a incrementar el control sobre la doble fila y el mal uso de las zonas de carga y descarga. Como deberes para los comerciantes, el plan insta a seguir con las campañas de dinamización del sector y de formación de los trabajadores.

Comercio

Saturación de determinados sectores. El plan pone sobre el papel una situación fácilmente reconocible sobre el terreno, y es que en el Ensanche hay un exceso de oferta de los sectores textil, calzado e higiene personal frente a una carencia de negocios especializados. El escaso asociacionismo supone un hándicap a la hora de impulsar políticas comunes. El plan pone la lupa sobre las nuevas tecnologías como un aliciente más para el sector comercial. Plantea la puesta en marcha de un grupo piloto de comercio innovador, y sugiere iniciativas más inmediatas como la conexión wifi gratuita en el Ensanche o la de seguir con actividades vinculadas a la cultura y al barrio para atraer a los clientes.

Vecinos

Poca implicación y sentimiento de barrio. El envejecimiento de la población y la escasa implicación en el barrio, así como una falta de «orgullo» de barrio debería combatirse, según el plan. Para ello, Santiago Centro propone programas de dinamización vecinal, control de actividades ilegales (prostitución en pisos) y sensibilización sobre el ruido nocturno.

«No podemos darle la espalda al turismo»

José María Fernández, presidente de la Fundación Santiago Centro, apuesta por la complicidad entre los comerciantes, las asociaciones del sector y las administraciones para conseguir impulsar la actividad comercial del Ensanche. «No podemos seguir viviendo de espaldas al turismo. Hay que romper las barreras que impiden que los turistas no entren en el Ensanche», expuso Fernández. En la presentación del plan estratégico, el portavoz de los comerciantes instó a tomar conciencia de los problemas de la zona comercial, pero también a realzar las ventajas que tiene el entorno del Ensanche.

El plan estratégico fue planteado como una oportunidad para analizar las fuerzas del sector y para trabajar juntos para evitar la sangría constante de comercios. Fernández insistió en que muchas de las propuestas tendrán que ser impulsadas por los propios comerciantes, por medio de las asociaciones o a título individual, y para otras se requiere del respaldo de las Administraciones.

El presidente de Santiago Centro considera que el futuro del sector pasa por la «especialización y por reforzar el trato personalizado al cliente, que no encontrará en las compras por Internet». Las propuestas recogidas en el documento se plantean como una guía a desarrollar a lo largo de los dos próximos años, y Santiago Centro aprovechará las reuniones con todas las formaciones políticas para presentar sus ideas y conseguir que sean incluidas en sus respectivos programas electorales de cara a los comicios municipales de mayo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Santiago Centro plantea una batería de iniciativas para salvar el Ensanche