Bugallo llama a la unidad por Santiago

Pide el respaldo a su candidatura a la alcaldía por encima de ideologías para «un proxecto novo»


santiago / la voz

Con el tema de Fredi Leis Santiago DC como sintonía de fondo y con una escenografía presidida por el lema Let’s go Santiago, Vamos Santiago, Imos Santiago, Xosé Sánchez Bugallo celebró su 65 aniversario rodeado de más amigos que nunca y de la forma que probablemente deseaba desde hace más tiempo de lo que él mismo reconoce: en la línea de salida de una campaña electoral con el objetivo de recuperar la alcaldía de Santiago. Lo primero se lo demostraron, felicitándole, en una sala Capitol abarrotada para arropar su regreso, y lo segundo lo explicó él con tres sentimientos: «Nos une o amor por Santiago, queremos o mellor para Santiago e nos doe Santiago».

Bugallo evitó recrearse en su pasado pese a que la atleta Esther Pedrosa, el representante vecinal de Pontepedriña Juan Fernández, la maestra jubilada y empresaria Loly Rey y la escritora Belén Fortes, al poner voz ciudadana en el acto preelectoral de presentación del alcaldable, trazaron una profunda brecha entre los casi cinco lustros de gestión socialista que «fixeron de Santiago un referente en Galicia e España» y «estes oito anos perdidos».

Al pasado más reciente sí puso duros calificativos el candidato: «Non é que a cidade estea estancada, e que está peor que no 2011». Quienes tuvieron la oportunidad de poner su proyecto de ciudad sobre la mesa «dedicáronse máis a destruír o que fixemos nós que a construír algo novo», añadió. Habló de sobresaltos diarios en la etapa del PP y de inacción en la de Compostela Aberta, gobierno al que atribuyó una visión de Santiago como ciudad «acomplexada de si mesma, pero eses non son os complexos da cidade senón dos que gobernan a cidade». Dejó su percepción «dun tempo perdido, dunha cidade pasmada».

Pepe Bugallo fijó dos retos prioritarios: el año santo del 2021, porque «todo cae a pedazos» debido a que en estos ocho años «non se fixo nada» en los servicios públicos; y la definición de la hoja de ruta, su proyecto «Santiago 2030» que marcará los objetivos de ciudad en esa perspectiva temporal, partiendo de la implicación de «toda a sociedade, con independencia de ideoloxías, porque non é cousa dun partido político». Su objetivo es construir, sobre la realidad actual de Santiago, «un proxecto novo, sen complexos, para liderar Galicia e estar na vangarda das cidades intermedias de España e Europa».

No eludió la autocrítica sobre las pasadas luchas internas en el socialismo compostelano y se mostró agradecido a sus compañeros de candidatura Gumersindo Guinarte y Mercedes Rosón por trabajar por la unidad. «Para unir a cidade tiñamos que estar unidos nós, formamos un equipo comprometido coa cidade», dijo Bugallo, y quiso dejar claro que no tiene más compromiso que con Santiago, sin otras ambiciones políticas: «Non quero ser o próximo presidente da Xunta -añadió en velada referencia a Martiño Noriega-, nin deputado nin senador, só me interesa ser alcalde de Santiago e sacar adiante a cidade».

En la Capitol apoyaron al candidato Emilio Pérez Touriño, Javier Losada, Xaquín F. Leiceaga, los ediles del actual grupo municipal y otros de anteriores mandatos, así como alcaldes socialistas de la comarca. Faltó Xerardo Estévez, lo que a pocos extrañó, sabido el distanciamiento que profesa de los actos políticos. Gonzalo Caballero, secretario general del PSdeG, pidió a los compostelanos que no se resignen y votando a Bugallo hagan reverdecer «a mellor referencia da política municipal que poida haber en España».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Bugallo llama a la unidad por Santiago