Un proyecto desarrollado entre Santiago y Lugo permite la detección simultánea de un centenar de sustancias prohibidas en cosméticos

Las empresas AMSlab, Biomig, Xenotechs y Masterlab son las promotoras de la investigación


Santiago

Un proyecto 'QFashion' desarrollado por un consorcio de empresas de Lugo y Santiago ha logrado un método inédito que permite la detección simultánea de un centenar de sustancias prohibidas en productos cosméticos.

Las empresas AMSlab, Biomig, Xenotechs y Masterlab son las promotoras de la investigación, que ha contado con el apoyo de la Axencia Galega de Innovación (GAIN), y que ha sido presentada este jueves en las instalaciones de la Fundación CEL de Lugo.

De ello han informado los promotores en un comunicado, en el que destacan que en la presentación han participadoManuel Lolo, CEO de AMSlab; Javier Sardina, catedrático de Química Orgánica de la USC; Lucía Castro Díaz, en representación de Mestrelab; Eshter Varela, director médica de Biomig; Marta Lores, catedrática de Química Analítica de la USC; y Soraya Lolo, responsable de Veterinaria de Xenotechs.

Estas entidades han explicado que el objetivo de esta iniciativa radicó en desarrollar técnicas de análisis de última generación que permitan nuevas estrategias en el control de productos de consumo, tanto en el sector textil como en el de la cosmética.

De este modo, en relación a los resultados de impacto en el sector de la cosmética, el proyecto también ha permitido desarrollar un catálogo de servicios analíticos completos para el control de calidad, que ya está siendo comercializado a través de AMSlab.

Además, la iniciativa desarrollada mediante el programa Conecta Peme ha permitido diseñar un laboratorio móvil para el análisis de sustancias químicas 'in situ' de productos textiles.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un proyecto desarrollado entre Santiago y Lugo permite la detección simultánea de un centenar de sustancias prohibidas en cosméticos