Pacientes del psiquiatra de Santiago investigado por abusos creen que hay más víctimas

Por el momento solo ha podido denunciar una mujer, pero hay otras tres personadas como testigos


santiago / la voz

Mujeres que pasaron por la consulta del conocido psiquiatra de Santiago investigado judicialmente por un presunto delito de abusos sexuales a una paciente están convencidas de que tiene que haber más víctimas. Por el momento, solo una ha denunciado a Emilio González Fernández. Ya ha declarado en el Juzgado de Instrucción número 1 de Compostela, como también lo han hecho otras dos en calidad de testigos y víctimas y aún falta por hacerlo una tercera. Pese a que ninguna de ellas se conocía de nada, todas han coincidido en relatar hechos muy similares, lo que ha dado gran verosimilitud a sus testimonios.

A estas cuatro presuntas víctimas se le suma otra mujer que ya lo denunció en el 2000 y que logró que, cuando el caso llegó a juicio tres años después, Emilio González Fernández se declarase culpable de abusar sexualmente de ella en su consulta privada de Santiago. Una confesión que, tras indemnizar a su víctima con 3.000 euros, hizo que la Fiscalía rebajase la pena y la dejase en una mera multa de 7.000 euros. Los hechos que se determinaron probados en esa sentencia coinciden en buena parte con lo manifestado también por las testigos y la denunciante y relatan que llevó a la paciente «a una camilla, donde la abrazó y acarició por diversas partes del cuerpo. Metió sus manos por debajo de la ropa y colocó su pierna entre las piernas de la paciente con inequívoco ánimo lascivo, al tiempo que le decía que tenía que enamorarse de él», así como que llegó a sujetarle la cara con las manos y besarla.

Tanto el psiquiatra, que negó las acusaciones en su interrogatorio como investigado en el juzgado, como su abogado, han declinado hacer declaraciones sobre el caso. Tras destaparse ahora este, entre sus pacientes creen que es muy posible que haya más víctimas, más recientes y que, por lo tanto, el delito no habría prescrito. Eso es lo que podría haber sucedido en el caso de las tres mujeres que están personadas en el procedimiento en calidad de testigos, que como los hechos ocurrieron hace alrededor de una década es posible que ya no puedan presentar demanda contra el psiquiatra. En su día no lo hicieron por miedo, dado que el médico era toda una referencia en Galicia. No en vano, Emilio González fue jefe clínico del Psiquiátrico de Conxo, psiquiatra en el Hospital Clínico de Santiago, profesor asociado en la Facultad de Medicina compostelana, es miembro de la sección de Etnomedicina del Museo do Pobo Galego y formó parte como concejal de la primera corporación democrática de la ciudad tras presentarse a las elecciones de 1979 en la candidatura de Unidade Galega. Hoy tiene 75 años de edad y está ya jubilado, aunque podría haber continuado después con su consulta privada.

Posible delito continuado

La aparición de esas nuevas presuntas víctimas que pacientes del psiquiatra están convencidas de que existen tendría un enorme peso en el procedimiento judicial. Permitiría muy probablemente imputarle no ya un único delito de abusos sexuales, sino uno continuado. Las actuales testigos tendrían así la oportunidad de convertirse en acusación y las penas a las que podría tener que hacer frente el investigado serían mayores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pacientes del psiquiatra de Santiago investigado por abusos creen que hay más víctimas