La Xunta de Goberno de Oroso declaró en el juzgado de Ordes como investigada por una factura de 1.010 euros

El PP presentó la denuncia en la Fiscalía al detectar que la factura correspondía a una obra no ejecutada y que, según el gobierno local, obedeció a un error en el lugar en el que se hizo el trabajo


Santiago

El alcalde de Oroso, Manuel Mirás (PSOE), y los concejales Antonio Leira, Eduardo Veiras, Vanesa Boo y Beatriz Rodeiro, miembros de la Xunta Local de Goberno, declararon el pasado jueves como investigados en el juzgado de Ordes por una denuncia de presunta prevaricación administrativa por el pago de una factura por un trabajo que no se habría realizado.

El PP del municipio denunció ayer estos hechos y ha reclamado la convocatoria de un pleno extraordinario para que el regidor y los miembros de su equipo informen sobre su declaración y las causas por las que fueron citados como investigados.

El portavoz del PP de Oroso, Alexánder Doval, señala que «o feito de que o alcalde e toda a súa xunta de goberno teñan que acudir a declarar ante o xuíz por un asunto que ten que ver coa xestión do Concello é o suficientemente grave como para que se dean explicacións».

El origen de la denuncia, según relata Doval, data de cuando su partido reclamó copias de varias facturas que no le fueron facilitada, por lo que solicitó la intermediación de la oficina del Valedor do Pobo. Tras revisar una de esas facturas constataron que no se correspondía a ningún trabajo realizado, por lo que remitieron la documentación a la Fiscalía, que abrió las diligencias previas que motivaron la declaración judicial. «Se o señor Mirás non ten nada que esconder, seguro que mesmo verá ben poder dar explicacións para que os veciños saiban o que está a pasar no goberno municipal. É a súa obriga como alcalde ao tratarse dun asunto de carácter municipal», señalo el portavoz popular.

Ante esta denuncia, el gobierno local de Oroso explicó mediante un comunicado que la citación judicial fue para «aclarar ao acontecido cunha obra, na que o investimento do Concello de Oroso foi de 1.010 euros máis IVE», correspondiente a la instalación de una tarima de madera en una superficie de doce metros cuadrados de la iglesia de San Román de Paradelos «e a empresa que realizou a obra cometeu un erro na redacción da factura e en vez de igrexa de San Román puxo local social de San Román».

La Xunta Local de Goberno resalta que la empresa que hizo la obra y que emitió la factura correspondiente reconoció el error cometido y afirma que «todos os feitos quedaron aclarados no xulgado». Por ello, los ediles señalan que están «tranquilos e satisfeitos» por haber prestado declaración en el juzgado e insisten en que «o Partido Popular sabe que «non hai caso».

Sobre la demanda de un pleno extraordinario, el Concello señala que «o PP ten dereito a pedir un pleno extraordinario, pero podía pedir a información nun pleno ordinario, cousa que nunca fai». El ejecutivo local lamenta que «o PP, en vez de advertir do erro na factura ao Concello, o que fixo foi esperar dous anos e presentar unha denuncia ante a Fiscalía, sen firma. e a nome de grupo municipal popular».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La Xunta de Goberno de Oroso declaró en el juzgado de Ordes como investigada por una factura de 1.010 euros