Unos 2.500 manifestantes exigen más personal para las urgencias del CHUS

La movilización reclamó medios para una sanidad pública de calidad en Galicia

;
Manifestación en defensa de las urgencias y la sanidad pública Todos los partidos de la oposición se unen a la manifestación de los trabajadores del CHUS

santiago / la voz

«Xerentes veñen, xerentes veñen, xerentes veñen e van. Non te vaias Eloína, sen darnos máis persoal». A ritmo de Rianxeira versionada arrancó la manifestación del servicio de urgencias del CHUS, cuyos trabajadores llevan casi dos meses de huelga para pedir más personal. Al término de la movilización, los manifestantes pidieron la dimisión del conselleiro de Sanidade, Vázquez Almuíña, además de la de la gerente del área sanitaria, Eloína Núñez.

Entre los 2.500 manifestantes, según datos de la Policía Local, la protesta reunió a toda la oposición política, desde la portavoz sanitaria de En Marea, Eva Solla, al líder de los socialistas gallegos, Gonzalo Caballero, pasando por la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, o el diputado de En Marea Antón Sánchez. También acudió el regidor de Santiago, Martiño Noriega, en calidad de ciudadano, extrabajador de la sanidad y alcalde, y para mostrar «todo o apoio á sanidade pública, e sobre todo á primaria».

La comisión de centro del CHUS encabezó una movilización que salió de la praza Roxa para finalizar en la zona vieja tras recorrer parte del Ensanche. Reclaman una sanidad pública de calidad y unas urgencias dignas. «Non se reclama unha subida salarial», recordó Camilo Agulleiro, presidente de la comisión, «senón recursos humanos». Los trabajadores quieren personal para el espacio que se ha ido ampliando en los últimos años, pero que no ha tenido el incremento correspondiente en recursos humanos. El lunes votarán la última oferta de la gerencia, pero la opinión personal de Agulleiro es que «está moi afastada do que pediamos, aínda que o persoal ten a última palabra».

Ana Pontón recordó que están siendo los propios trabajadores los que tienen que defender la sanidad ante un presidente de la Xunta «que o único que fixo foi privatizar e recortar». También Eva Solla reclamó recursos para que los profesionales puedan dar dignidad a la sanidad pública, mientras que Gonzalo Caballero recordó que hay una marea blanca imparable que pide una sanidad de calidad, pública y gratuita. Caballero acudió acompañado por el candidato del PSdeG a la alcaldía, Xosé Sánchez Bugallo, y por el portavoz de sanidad en el Parlamento, Julio Torrado, quien apuntó que la comisión alternativa a la creada para investigar los recortes sanitarios, y en la que ya solo queda el PP, volverá a reunirse el viernes para escuchar a los representantes de urgencias y del 061, también en conflicto.

La marcha concluyó en la praza de Praterías, donde el atleta Pedro Nimo leyó un manifiesto en el que afirmó que «esta non é unha folga para luxos, excepcións ou privilexios, senón unha folga para que tanto o persoal sanitario coma o de xestión e servizos poida exercer o seu traballo dunha forma digna e segura, para que poidan ofrecer un servizo con garantías e un trato a nivel humano e profesional». Añadió que no se pueden abrir hospitales, centros de salud o PACs «se non hai persoal suficiente co que dotalos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Unos 2.500 manifestantes exigen más personal para las urgencias del CHUS