El área de Santiago suma 25.000 casas desocupadas, una de cada diez

La fuga poblacional en Melide y Santa Comba eleva esta cifra a cerca de un 30 %


Santiago / la voz

En el país de las viviendas vacías, Compostela y los concellos de su entorno no son una excepción. En la zona hay más de 25.000 casas deshabitadas, según la información que recoge la última Enquisa sobre Infraestructuras e Equipamentos Locais (EIEL) y divulga la Diputación de A Coruña, con datos actualizados del año 2017. Esto supone que, de media, están parados al menos uno de cada diez posibles hogares.

La situación más sangrante se da en los municipios de Melide y Santa Comba, donde el porcentaje de desocupación se eleva hasta cerca del 30 %. Y, en tercer lugar está Ordes, con una cuarta parte de sus viviendas vacías. Hay varias razones que explican este fenómeno, empezando por la debacle vegetativa y la paulatina despoblación de las zonas rurales, en las que año a año aparecen más aldeas fantasma al irse o fallecer sus últimos moradores y no haber quién ocupe su lugar. Además, en los casos antes referidos existe un importante número de viviendas en manos de emigrantes que decidieron invertir parte del dinero obtenido fuera en un valor seguro, como son los bienes inmuebles, pero no acaban alquilándolos porque muchos no se fían a la hora de meter a un desconocido en su propiedad y temen que puedan causar daños en ella.

Ames, Negreira, O Pino, Oroso y Padrón se unen a la lista de ayuntamientos en los que, como mínimo, dos de cada diez casas están vacías. En Compostela, la encuesta cifra en más de 9.000 los inmuebles parados, dentro de un parque de 53.663, en el que el 66 % (casi 35.500) se usan como viviendas habituales y el 17 % (9.121) como segundo alojamiento.

La cifra de viviendas vacías que figura en la base de datos municipal de EIEL se aleja mucho de las 3.000 que estimaba recientemente un estudio encargado por el Ayuntamiento de Santiago con el objetivo de arrojar algo más de luz sobre el escenario de los hogares destinados al turismo.

Estacionalidad

La estacionalidad de los inmuebles de la capital gallega roza el 34 %, aunque no es la más alta de la zona. La superan los concellos de Melide (55 %), O Pino (41 %), Santiso (40 %), Santa Comba (39 %) y A Baña (38 %). Frente a estos, el porcentaje más bajo se encuentra en Rois, que apenas alcanza el 18 %.

Contrarrestando el fenómeno de la desocupación, destacan seis municipios: Boimorto, con solo un 4,7 % de hogares sin moradores; Touro, con el 6,34 %; Rois, con el 7,58%; A Baña, con el 7,65 %, Toques, con 8,89 %; y Frades, con el 9,33 %. Paradójicamente, varios ayuntamientos de menos de 5.000 vecinos parecen haber encontrado la fórmula para mantener sus casas habitadas. Tordoia, Dodro, Boqueixón y Rois pueden presumir de que más del 80 % de sus inmuebles sirven de primera vivienda.

Varias propiedades públicas sin uso fueron rescatadas

 

p. c./ e. f/ n. n.

De los más de 60 edificios de titularidad pública sin uso que había a finales del año 2017 según la base de datos provincial, varios han sido rescatados en los últimos años por los concellos, pues la mayoría son propiedades municipales. Destacan, por número, decenas de unitarias que pasaron a mejor vida y no se han vuelto a dotar de contenido.

Sí se ha hecho, por ejemplo, en la vieja escuela de Firmistáns (Ames), convertida en vivienda social de tránsito; las de Folladela, Golán y Gondollín (Melide) sirven para actividades vecinales, al igual que la de Busto (Santiago); o el antiguo local social de A Castañeda (Arzúa), rehabilitado. En otros casos, como en el de la escuela de Zas (Negreira), los vecinos pidieron la cesión pero no llegó a término.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El área de Santiago suma 25.000 casas desocupadas, una de cada diez