Comienzan las visitas de pago al pórtico de la Gloria y se agotan las entradas

Cada día pueden acceder unas 200 personas, aunque ya no hay plazas ni para hoy ni para mañana

;
Lleno en la reapertura del pórtico de la Gloria El programa de visitas guiadas ya esta completo hasta el sábado por la tarde

Santiago / La Voz

-Pero esto lo tenéis climatizado. Esta no es la temperatura de la catedral, ¿eh?

-No está climatizado realmente. Se vigila la humedad, aunque no se mete calor. Pero, al haberlo cerrado, está todo controlado.

Había que separarlo, no quedaba otra. Así que, ahora, el santo dos croques es el único resquicio que todavía conecta las naves de la catedral con el pórtico de la Gloria. Allí sigue, arrodillado. Mira al altar mayor entre dos parapetos de madera, una estructura temporal que lo protege de las obras que están a punto de comenzar en el interior de la basílica. A sus espaldas, van pasando visitantes. En grupos de 25 levantan la cabeza. Los dedos índices apuntan a la cara colorada del sonriente Daniel. A los lujosos brocados de los ropajes de los apóstoles. A las llagas sangrantes del pantocrátor. Son compostelanos, o gallegos. También japoneses, latinoamericanos y andaluces. Son de aquí y de allá, y ayer convergieron. Fueron quienes inauguraron el nuevo sistema de visita a la obra cumbre del maestro Mateo. Ya no solo es ver, también entender. Y para eso no queda otra que preguntar.

Allí, bajo la Gloria, los primeros de la primera mañana del pórtico de pago -tarifa general, 10 euros; reducida, ocho; escolar, dos; combinada con el museo, doce- preguntan sobre todo por eso, por el color. Por cómo es posible que los suntuosos ropajes dorados -«de oro puro»- hubiesen permanecido apagados por el tiempo, la humedad, las sales. Por el deterioro. Y preguntan también quién es este, o aquel. Y dónde está el santo dos croques. Y de eso se trata. De explicarles pormenorizadamente los detalles del larguísimo y complejo trabajo de restauración y la importancia y la iconografía de la obra cumbre del románico del maestro de maestros: Mateo.

Pero las cosas hay que empezarlas por el principio. Y este viaje de 45 minutos a los orígenes de lo que hoy es Santiago comienza en el Pazo de Xelmírez. A las doscientas personas que cada día pueden visitar el pórtico se les da primero contexto. La parte inaugural de la visita transcurre en el conocido como espacio maestro Mateo, que habla de quién fue el genial cantero que esculpió la sonrisa románica, y donde se pueden ver las esculturas originales que luego fueron desmontadas. Después, llega el momento cumbre: el del pórtico. Sí, hay preguntas. Y también quien se queda mudo ante lo que se alza frente a ellos. Lo que no hay son fotos: están prohibidas.

Ayer, primer día, hubo lleno. A primera hora de la tarde, el aviso de «agotado» aparecía en todas y cada una de las horas de visita fijadas para hoy y mañana. Apenas quedaban un puñado de entradas para el sábado por la tarde, coincidiendo con la cabalgata de Reyes. A las ocho de la tarde se repartieron los 50 primeros convites para la visita exprés, sin guía y gratuita. Todos los días se repartirán 50, por riguroso orden de llegada. Y los sábados, cien más para los que acrediten ser vecinos de Santiago.

;
Ocho curiosidades que deberías saber del Pórtico de la Gloria Tras la rehabilitación de la joya escultórica del Maestro Mateo, la obra ocupa todos los titulares. Pero, ¿qué sabes realmente sobre ella?

Última oportunidad para disfrutar la azotea de la Facultade de Historia

Se ha reabierto el pórtico, pero lo que se cierran son las cubiertas. Ayer, algún turista todavía preguntaba por la visita guiada a los tejados, una de las de mayor éxito del conjunto catedralicio. Desde Año Nuevo, están clausuradas y así permanecerán mientras duren los trabajos de restauración, con un plazo de ejecución aproximado de 18 meses. Lo que sí se puede disfrutar todavía es otra atalaya panorámica compostelana: la que oferta el programa de visitas guiadas de la USC desde la azotea de la Facultade de Historia. Se podrá solo hasta el día 5. Después, habrá que esperar hasta agosto.

;
El tesoro que late en el corazón de la Catedral La basílica compostelana guarda en sus entrañas piezas de un enorme valor que solo la fama de joyas como el pórtico de la Gloria o el Códice Calixtino ha eclipsado para el gran público

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
25 votos
Comentarios

Comienzan las visitas de pago al pórtico de la Gloria y se agotan las entradas