El 77 % de los alumnos entran en la USC con una nota superior a 7,5

Es la sexta con la mayor tasa de nuevos estudiantes excelentes, que se concentran en las áreas científicas


santiago / la voz

Primer día de clase. A los que pisan por primera vez una facultad se les nota. Nervios, expectación, un poco de confusión. Tres de cada cuatro miembros de ese grupo que todavía no sabe bien el camino de la cafetería o como funciona reprografía tienen una nota de acceso por encima de 7,5. Al menos, eso es lo que dice la estadística. Según La Universidad Española en Cifras, el informe que cada año elabora la Conferencia de Rectores, la Universidade de Santiago es la sexta universidad pública española con mayor tasa de estudiantes de nuevo ingreso excelentes. En el curso 2016-2017, el 76,72 % de los alumnos que escogieron la Universidade para formarse llegaron con una nota de acceso que subía del 7,5.

La tasa de la USC está muy por encima de la media de las universidades públicas presenciales españolas. En concreto, unos 14 puntos por encima, ya que el porcentaje en el conjunto del Estado de alumnos con más de un notable como nota de acceso es del 63,65 %. Por delante de la Universidade de Santiago están solo la Carlos III (90,11 %), Autónoma de Madrid (84,38 %), Universidad de Valencia (82,59 %), Politécnica de Madrid (81,03 %), y la Pompeu Fabra (79,22 %). La USC también supera por mucho la media gallega, que se sitúa en el 65 % de alumnos con una nota de acceso por encima del notable y de hecho, el sistema universitario gallego se coloca en la parte alta de la tabla, un poco por encima del promedio de todas las comunidades.

Lo que sí se observan son grandes diferencias según el área de conocimiento. En general, la mayoría de los alumnos con una buena nota de acceso en España optan por el ámbito de las ciencias de la salud (90 %) y por las ciencias (78,28 %), mientras que en las Humanidades los estudiantes con una nota de acceso alta son poco más de la mitad -un 53,11 %- y en el área de ciencias jurídicas no llegan a ser tres de cada cinco. En el caso de las ingenierías, la tasa se queda en el 58 %.

De sobresaliente

El voto de confianza que dan a la USC los estudiantes con los mejores expedientes de secundaria es un sobresaliente para la institución. La Universidade debe centrar sus esfuerzos en mantener sus notas y ofrecer a los alumnos que la han escogido para seguir formándose la docencia más excelente.

«Houbo apoio, pero tamén comentarios de que con esa nota, que desperdicio ir a Clásicas»

Es todo lo que esperaba e incluso más. Enrique Salvado, estudiante premio extraordinario de bachillerato y con una nota en la prueba de acceso a la universidad de 13,62 ha escogido bien. Porque ha escogido lo que quería hacer. Lo que descubrió leyendo Antígona, de Sófocles: Filoloxía Clásica. A pesar de todo. A pesar de los comentarios. A la hora de elegir carrera, «houbo apoio, pero tamén comentarios que de con esa nota, que desperdicio».

 Hablar con un alumno de Filoloxía Clásica es sacudirse de golpe todos los prejuicios, todos los clichés asumidos sobre las carreras con poca demanda. Sobre las carreras de Humanidades. «Hai bastantes compañeiros que teñen moi boas notas», dice Enrique. No, no solo hay alumnos de aprobado raspado. Y no, no solo les queda dar clase. «A min gústame a docencia», reconoce el premio de bachillerato. Pero también explica que el primer día de clase, al escuchar a qué se pueden dedicar los estudiantes de filología en su cabeza empezó a dar vueltas un «que mal informado estaba».

En el ámbito de la literatura las cosas son más previsibles: uno se puede dedicar por ejemplo al sector de las editoriales. En el campo de la lingüística se abre muchas otras posibilidades. Como ser lingüista forense. «Ou lingüista clínico, que serve para axudar ás persoas que teñen problemas para comunicarse», explica Salvado, estudiante de primer curso de una carrera que durante mucho tiempo caminó por la cuerda floja hasta que se convirtió en uno de los grados considerados estratégicos por la Xunta, con lo que se mantendrá tenga o no una demanda mínima.

«Todos entramos por vocación», reconoce. Y aquí se cae otro mito: «A xente agora pensa: "Humanidades, se o enfoco ben, pode ter saída"». No. Los discursos derrotistas sobre el camino directo de la facultad al paro tampoco han calado. Por suerte.

Mientras, y aunque es muy pronto para decidir realmente a qué va a enfocar su futuro, Enrique Salvado disfruta con una enseñanza eminentemente práctica - «as modernas fálanse, pero nós temos que traducir», explica- y con italiano, lengua que escogió «porque me gusta moito a ópera e paréceme unha razón tan boa como outra». De hecho, durante la primera semana de clase fue capaz de contestar solo con frases de óperas, cuenta con una carcajada.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
30 votos
Comentarios

El 77 % de los alumnos entran en la USC con una nota superior a 7,5