José Manuel Abelleira y Javier Torres: «Empezamos como autónomos, solos, y ahora tenemos nueve empleados»

Vidrotek nació hace 4 años y el crecimiento fue brutal, «pero no perdemos la cautela»


Santiago / la voz

A Juan Manuel Abelleira y Javier Torres nadie les regaló nada. Solo su esfuerzo y una gran confianza en ellos mismos consiguieron que la idea de empresa que se fraguó en una comida de amigos no solo se convirtiera en realidad, sino que creciera más de lo que ellos mismos pudieran imaginar hace cuatro años. El arranque fue con suma cautela. «Éramos Javier y yo, un empleado más», comenta Juan Abelleira desde la oficina de Vidrotek en la Vía Diésel, en el Polígono do Tambre. «Cuando empezamos teníamos la experiencia de haber trabajado en el sector de la cristalería; empezamos como autónomos, solos, y ahora tenemos nueve empleados», explica Juan Manuel.

El primer asentamiento del negocio fue en un local del barrio de Vite, «era un bajo de mis padres, y allí empezamos. Poco a poco, y muchos clientes de la empresa en la que Javier trabajaba se vinieron con nosotros. Eso nos ayudó en el arranque». Poco después, el negocio empezó a crecer, y se trasladaron a una nave de Costa Vella, que dejaron para asentarse en el Tambre. En el inicio no hubo ayudas. «La Administración no ofrece ayudas económicas para empezar. Son para las grandes empresas, y cuando ya están asentadas». Javier recuerda que solo Juan Manuel capitalizó su paro e invirtió todo en la empresa.

La decisión no pudo salir mejor. Hoy Vidrotek es un referente en el sector de la cristalería tanto para decoración de interiores como para cerramientos. En su empresa del Tambre se cortan, perfilan y se fabrican, «con toda la precisión que es necesaria, las piezas que nos demandan los clientes», explica Juan Manuel. Entre otras cosas, diseñan las mamparas de baño, encimeras de cocina, mesas e incluso los revestimientos de las paredes de cocina y baño, que «cada vez ganan más seguidores porque ofrecen no solo más luz a la estancia, sino que también son más fáciles de limpiar y más modernos».

Su cartera de clientes es amplia y diversa: «Trabajamos con varios constructores, que reconocen nuestra forma de trabajar, y también con particulares». Una de las señas de identidad de Juan Manuel y Javier es que «vamos a la casa del cliente y miramos lo que mejor le va, le explicamos en casa. El trato personal y profesional es algo que no van a encontrar en las grandes superficies. Nosotros hacemos la pieza a medida, y se fabrica para el hueco exacto. En los grandes, como Leroy, pueden ahorrarse algo, pero en dos años se le mueven los cristales, las ruedas, y no encajan. Los nuestros duran años y años», afirma Juan Manuel.

Otro de los segmentos en los que se puede ver la marca Vidrotek es en la fabricación de las urnas de cristal que protegen los trajes que se mostraron en la exposición de San Martiño Pinario. También suelen trabajar para la Administración, pero «procuramos que no sea el grueso del negocio, porque una empresa pequeña no puede arriesgarse a que el pago se retrase mucho. Ahora mismo tenemos pendiente una factura de 40.000 euros, que es justo la mitad de lo que necesitamos para una máquina nueva», explica Javier, e insiste en que esto «a una empresa pequeña puede llevarla a la ruina. La Administración no puede tardar un año o año y medio en pagar las facturas, porque nosotros tenemos que pagar al día», explica.

Uno de los problemas a los que se enfrentan es la falta de personas dispuestas a trabajar. «No hay profesionales, no hay una FP especializada en el vidrio; así que la opción que tenemos es buscarlos en otras empresas o formarlos, pero una fábrica pequeña no puede formar sin ayuda. Aquí no podemos traer becados como en otras ramas de formación profesional, porque no hay», lamenta Javier Torres.

Los protagonistas. Juan Manuel Abelleira Seoane y Javier Torres García son los socios de Vidrotek, con sede en la Vía Diésel, en el Tambre. El primero es auxiliar administrativo y tiene amplia experiencia en el sector de la cristalería. El segundo es delineante, y su vida profesional se desarrollo en el mismo sector empresarial. Vidrotek tiene 9 empleados.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
28 votos
Comentarios

José Manuel Abelleira y Javier Torres: «Empezamos como autónomos, solos, y ahora tenemos nueve empleados»