La Guardia Civil caza a la banda que desvalijaba pisos en Os Tilos

Ha detenido a dos albaneses y tiene identificados a los otros tres miembros del grupo delictivo


Santiago

Tras una larga y compleja investigación, la Guardia Civil ha dado por fin caza a la banda de ladrones que tenía en jaque a las urbanizaciones de Os Tilos y Montouto, en Teo, así como de otros puntos del área metropolitana de Santiago. Unos robos que desataron gran alarma social entre los vecinos, al punto de que el capitán del instituto armado que dirige el puesto principal de Milladoiro (Ames) llegó a dar charlas para prevenir este tipo de delitos.

Los detenidos son dos ciudadanos de nacionalidad albanesa de 25 y 30 años de edad, que ya han ingresado en prisión, pero la investigación ha logrado también identificar a los otros tres miembros del grupo delictivo, que la Guardia Civil da por desarticulado por completo. Queda ahora pendiente si desde el Juzgado de Instrucción número 2 de Verín (Ourense), que es en el que ha recaído el caso, se toma o no la decisión de emitir una orden europea de detención para hacer comparecer ante la justicia a los tres integrantes de la banda que eludieron el arresto.

La operación Majestic, que es como la ha denominado la Guardia Civil, se inició precisamente cuando se constató el importante incremento de robos en viviendas que se estaba produciendo en urbanizaciones de Teo y otros puntos de la zona periurbana compostelana. Sin embargo, es en los juzgados de Verín donde se instruye ahora el asunto porque fue en este municipio ourensano cuando se detuvo a los dos miembros del grupo ahora en prisión cuando intentaban salir de Galicia en coche con un gran botín de 1,6 kilos de joyas ocultas en una garrafa de aceite de motor.

El grupo era muy activo y se caracterizaba por poseer una gran movilidad y una altísima eficacia, ya que daba muchos golpes en poco tiempo. En todos los casos reproducían el mismo patrón: forzaban los accesos a los domicilios y mientras cuatro de ellos accedían al interior de la vivienda y en cuestión de minutos la desvalijaban, el quinto les esperaba en un vehículo estacionado en las inmediaciones para recogerles y emprender la huida.

El valor de lo robado era de tal magnitud que a principios del mes de noviembre, la banda albanesa no dudó en deshacerse del coche de alta gama que empleaba en sus golpes, un Audi A4, al sospechar que podrían haber sido vistos por un testigo. Nuevamente, el 22 de ese mismo mes, hicieron lo mismo con otro vehículo del mismo modelo y lo cambiaron por un Mercedes que robaron y que a día de hoy aún no ha podido ser localizado.

El grupo criminal se había asentado en el sur de la provincia de Pontevedra, donde habían fijado su residencia y desde donde no dudaban en desplazarse 200 y hasta 300 kilómetros cada día para cometer los robos, maniobra que dificultaba que pudieran vincularles con los golpes.

El arresto se produjo el pasado sábado y ya se ha comenzado a devolver las joyas robadas incautadas. En un solo día se han conseguido entregar a sus legítimos dueños cinco lotes de otras tantas personas, alguno de los cuales está valorado en unos 65.000 euros. No obstante, todavía quedan muchas piezas por devolver, por lo que en los próximos días la Guardia Civil contactará con otras posibles víctimas de la banda situadas tanto en Santiago y otros puntos de la provincia de A Coruña como en zonas de Pontevedra y Ourense, donde también actuaron.

A los dos detenidos se les imputan delitos de robo con fuerza continuado en casa habitada, falsedad en documento público, hurto de uso de vehículo a motor e integración en grupo criminal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

La Guardia Civil caza a la banda que desvalijaba pisos en Os Tilos