El nuevo plan de urgencias no evita las esperas para ingresar

La presión asistencial obliga a activar todas las camas de Conxo


Santiago / la voz

Hasta 34 pacientes se acumularon anteayer por la tarde en urgencias del Clínico en espera de una cama para ingresar, y ayer por la tarde había 22. A pesar del nuevo plan funcional implantado a principios de mes, persiste esa situación. La presión asistencial de los últimos días obligó a utilizar esta semana las 20 últimas camas que continuaban bloqueadas en el hospital médico-quirúrgico de Conxo, de medicina interna, desde el verano. Así, las 112 camas bloqueadas desde julio en ese centro, que comenzaron a activarse de nuevo el 16 de septiembre, están ya plenamente operativas para atender pacientes. El CHUS comenzó ayer la jornada con 927 personas ingresadas, una cifra ya elevada.

Este lunes se evidenció rechazo al plan funcional de urgencias en una reunión del personal celebrada en el Clínico. El descontento crece tras el incremento de trabajo de los últimos días. Sobre todo los dos últimos martes: el día 10 se atendieron 511 urgencias y 495 el 17. Hasta las 8.00 de la mañana de ayer, en las 48 últimas horas se asistieron 945 urgencias, de las que 118 precisaron quedar ingresadas.

El director de Procesos Asistenciais de la Xerencia del área sanitaria, Antonio Álvarez, resalta que «hay una gran actividad de urgencias, ingresos y quirófanos». Una muestra es que anteayer ingresaron 138 pacientes, 66 desde urgencias, otros 66 programados y 6 directamente, informa la gerencia.

En urgencias, el martes «los pacientes graves se hacinaron en el pasillo de entrada horas, mañana y tarde. En el pasillo donde ya ocurrieron tres fallecimientos». Así lo comunicaba Fátima Nercellas, del sindicato médico O’Mega, en escritos enviados por la tarde a la gerencia y a la Consellería de Sanidade.

Antonio Álvarez lo atribuye a ese incremento de actividad, que es la causa de «cierta lentitud en los ingresos». Así, el martes por la tarde se ocuparon 36 camas desde urgencias, 23 más entre las 22.00 del martes y las 8.00 de ayer, y los 7 restantes fueron el martes por la mañana.

Sindicatos y personal atribuyen esta situación a una mala planificación. O’Mega reitera que hay un «mal uso de este servicio de urgencias de tercer nivel». El Sindicato de Profesionais da Sanidade Pública Galega (Prosagap) denunciaba «a situación de malos tratos laborais e consecuentemente malos tratos asistenciais que están a sufrir os profesionais e usuarios do servizo de urxencias do CHUS». Antonio Álvarez defiende que «todo cambio genera resistencias», y asegura que «no entiendo que se hable de mal trato laboral».

945

Urgencias

Atendió el Clínico en 48 horas, hasta las 8.00 de ayer.

927

Camas

Tenía ocupadas el CHUS ayer al inicio de la jornada.

138

Pacientes

Ingresaron anteayer en el CHUS, 66 desde urgencias.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El nuevo plan de urgencias no evita las esperas para ingresar