La negociación del presupuesto de Raxoi no arranca pese a iniciarse los contactos

La primera reunión con los socialistas todavía fue ayer y no se entró en las cuentas


santiago / la voz

La negociación de los presupuestos municipales del 2019 no acaba de arrancar, pese a que ya ha habido contactos entre Compostela Aberta (CA) y los dos grupos del arco de la izquierda con los que los ha sacado adelante hasta ahora (BNG y PSOE). El equipo de gobierno afirma que está trabajando en el proyecto económico desde junio, pero indagar en la propuesta del 2019 no está en la mente de socialistas y nacionalistas sin antes hacer cuentas de los compromisos que aseguraron al menos su abstención en los presupuestos precedentes.

La demanda no podía coger a CA por sorpresa. Es la misma que el año pasado, pero parece que al ejecutivo le cuesta precisar el nivel de ejecución que exige conocer la oposición. El BNG espera por ese informe desde hace justamente dos semanas, desde el mismo día en que se celebró su primer, y hasta ahora único contacto, con el gobierno. Quince días han pasado también entre ese encuentro y la primera reunión con el PSOE, ayer mismo.

También los socialistas habrán de esperar para ver «que é o que entende Compostela Aberta por cumprimentos» en el 2018. Porque en el 2017 quedó un altísimo porcentaje «sen cumprir», refirió Paco Reyes tras una reunión en la que planteó la posibilidad de alguna rebaja fiscal y en la que dejó patente su malestar por el anuncio del ejecutivo local de que no se tocarán las ordenanzas fiscales y de que «xa ten moi pechada a proposta de gastos». Con esos mimbres, «non sei que facemos aquí sentados», espetó el socialista a un gobierno al que no se le escapa que el escenario electoral complicará la negociación de las cuentas, por mucho que socialistas y nacionalistas se impliquen en desvincular el proceso negociador de la consulta con las urnas. «Nós pensamos na cidade», afirma Reyes, no sin deslizar que si el grado de incumplimiento del presupuesto actual resulta alto, «igual terían que prorrogalos, para facer os deberes que non fixeron», dice el socialista, sin adelantar que esa vaya a ser la posición de su formación. «Falar do 2019 cando no 2017 e no 2018 non se cumpriron, sería como un teatrillo, como engañarnos a nós mesmos», pero «imos ver que proposta fan e que calendario teñen para cumprir o do 2018».

La prórroga es una posibilidad que evita contemplar de momento CA, a la que le sería suficiente con el apoyo expreso del BNG, como el que le otorgó en el 2017 y que le retiró para el 2018, optando entonces por la abstención, como los socialistas. CA sigue condicionada por la aritmética plenaria pese a la vacante que arrastra el PSOE desde el 2016 y cualquier propuesta del gobierno que se encuentre enfrente a toda la oposición, decaerá. La vacante socialista concedió mayor peso al BNG para negociar, pero no anula el del PSOE. Y en ese escenario tiene que moverse CA.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La negociación del presupuesto de Raxoi no arranca pese a iniciarse los contactos