Raxoi recoge el malestar vecinal con el funcionamiento los centros cívicos

La CUT critica la «privatización» de la gestión y la actitud con el personal


Santiago / la voz

El «profundo malestar» con la demora en la programación de los centros cívicos lo recogió anoche Miguel Penas, coordinador de la Alcaldía, en una concurrida asamblea convocada por la asociación vecinal Conxo Aberto en el centro Aurelio Aguirre. Asistieron además representantes de otras entidades. En las intervenciones se reprobó la «pasividade» de la nueva empresa gestora del servicio, Ferrovial, y la «falta de contundencia na resposta por parte do Concello» para solucionar la situación.

Penas insistió en que estarán vigilantes para que Ferrovial cumpla el pliego de condiciones. Se prevén más actividades y un incremento de horario en Conxo el lunes por la tarde, avanzó.

En Raxoi «asumimos» el retraso en la programación, avanzó ayer la edila Concha Fernández, responsable de esta área. Lo atribuye a que Ferrovial «incorpora actividades, e ten que manter outras e hai que encaixar esas pezas». Los «servizos básicos ordinarios como aulas de xogos, espazos de lectura e bibliotecas están funcionando», lo mismo que otras propuestas de asociaciones y entidades. La nueva programación se prevé que esté lista la próxima quincena, avanzó.

El sindicato CUT responsabiliza de la situación a la edila, que «leva meses sen manter reunións cos traballadores e traballadoras municipais responsables dos centros» y no valora su experiencia. Denuncia «ameazas de decretazos e traslados como cortina de fume para agochar a incompetencia». Reprueba que se mantenga la «privatización» en vez de «buscar alternativas para a xestión dos centros cívicos».

El BNG reclama una mejor coordinación y planificación para atender la demanda de las actividades

Goretti Sanmartín reclamó del gobierno local una mejor coordinación y planificación para atener la demanda de las actividades de los centros socioculturales. La edila del BNG afirma que han recibido quejas por la «falta de adecuación da oferta temática á demanda de actividades», que provocan desplazamientos para participar en actividades, ante la ausencia de oferta más próxima. Propone el grupo nacionalista «analizar as solicitudes e atender as preferencias para favorecer os intereses das persoas asistentes, para que non aconteza como nas edicións anteriores».

Critica que los problemas actuales se dan tras adjudicar el contrato a Ferrovial «despois de estar o servizo dos centros socioculturais durante dous anos sen soporte legal, coa entrega á anterior empresa de máis de 2 millóns de euros a dedo, sen procedemento de contratación, sen publicidade e sen concorrencia».

La gestión de los centros sociales abre un nuevo frente de polémica en el Concello

El PSOE pide que se aclaren las carencias en la concesión y las asociaciones de Conxo intensifican sus críticas

m. m.

La llegada de la nueva gestora de la red de centros socioculturales de Santiago, Ferrovial, está acompañada por la polémica. La pasada semana las entidades sociales del barrio de Conxo convocaron una asamblea para hoy, a las 19 horas, en la que se plantearán acciones ante lo que consideran una paralización de las actividades de su centro social; y ayer el portavoz socialista, Francisco Reyes, anunció una batería de preguntas al gobierno local para que explique la situación de este servicio. Los centros cuentan desde la pasada primavera con la nueva empresa gestora, que tomó posesión de las instalaciones en junio, tras ser dirigidas durante ocho años por Arasti Barca, varios de ellos en precario.

Francisco Reyes reclama explicaciones e información sobre la situación de los centros socioculturales, después de que se conociera que en junio el Concello envió un requerimiento a Ferrovial para que cumpliese las condiciones del contrato. El portavoz socialista entiende que, si se envió dicho aviso, es que no se estaba cumpliendo el pliego, y quiere saber cuáles fueron los problemas detectados por la Administración local. Entre sus dudas destaca la alusión al hecho de que siete trabajadores no fueron subrogados por la nueva empresa. Entre ellos están las tres personas que realizaban labores administrativas en el centro del Ensanche, la coordinadora de las bibliotecas de los centros y tres monitores, que trabajan en otros centros. También pregunta Reyes por el futuro de los trabajadores autónomos. En relación al caso de Conxo, el edil reclamó al gobierno local que pida a Ferrovial que entregue la programación prevista para ese centro social, que debería empezar en octubre.

Mientras, la Asociación de Veciños Conxo Aberto insistió ayer en las críticas y aseguró que la situación en el barrio es de «indignación e rabia» ante el «desprezo» de Ferrovial Servicios y por la «falta de contundencia» en la respuesta del Concello en defensa de los intereses vecinales.

Los vecinos se sienten engañados porque «desde xullo non se produciu ningún avance real pese á boa vontade amosada desde o barrio». Conxo Aberto añade que ante el «abandono de funcións» por parte de Ferrovial las asociaciones del barrio decidieron llevar a cabo su propia programación sin esperar más por la propuesta de la concesionaria. Los vecinos denuncian «incumprimentos reiterados» del objeto del contrato y actuaciones sobre el personal subrogado por parte de Ferrovial «que non contribúen á necesaria estabilidade». «Os exemplos máis evidentes destes incumprimentos inclúen o servizo de biblioteca, desatendido ata o 19 de setembro, así como a aula de xogo, que permaneceu pechada excepto en días esporádicos ata o 20 de setembro, ao que hai que sumar o incumprimento do seu compromiso de enviar as propostas para desenvolver de aquí a decembro, para a coordinación co barrio».

El gobierno local reconoce retraso en la programación del servicio

La concejala de Centros Socioculturales, Concha Fernández, reconoció que se producirá un retraso en la presentación de la programación de los centros socioculturales, demorada hasta principios de octubre. El retraso, según la concejala, se justifica en el hecho de que, tras ocho años de gestión con irregularidades con la anterior empresa, fue necesario realizar un trabajo de control y análisis antes de comenzar a funcionar a pleno rendimiento. En cualquier caso, la edila aseguró que el funcionamiento ordinario de los centros no se ha visto afectado, y todos están abiertos. En cuanto a la subrogación de personal, Concha Fernández explicó que el nuevo contrato establece cuatro personas para la gestión de las bibliotecas, y que el personal no subrogado corresponde a trabajadores de la empresa saliente.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Raxoi recoge el malestar vecinal con el funcionamiento los centros cívicos