La Catedral denuncia las injerencias políticas en la gestión del Pórtico

Lamenta que los compostelanos no se involucren en la administración del templo


santiago / la voz

El deán de la Catedral de Santiago admitió ayer que está recibiendo cartas de protesta por la intención de cobrar por las visitas al Pórtico de la Gloria. Y Segundo Pérez no se mordió la lengua al desvelar que al menos una de esas misivas la firmaba un socio de Amigos de la Catedral que ni siquiera tenía las cuotas al día. Los miembros de dicha sociedad podrán entrar gratis, pero tal y como lamentó el director de la Fundación Catedral, «solo veinte son de Santiago», reprochando así a los compostelanos su escasa vinculación con el templo. Estaban claramente disgustados; tanto, que calificaron como «inmerecidas» las críticas que les llegaron estos días, sobre todo, las procedentes de representantes públicos, que Daniel Lorenzo enmarcó en los «ardores previos a la campaña electoral».

Al deán le duele que se haya publicado que las obras la pagaron los ciudadanos y que ahora la Catedral pretenda enriquecerse. Segundo Pérez y Daniel Lorenzo recordaron que, salvo Turismo de Galicia, que contribuyó a la gestión de las visitas este verano, ningún organismo público había sufragado las obras, que implicaron un coste importante para el templo. «Din que nos aproveitamos dos cartos dos demais e iso non é así porque non hai subvencións de ninguén. Esa imaxe da igrexa como de que temos algo que esconder non é certa, non estamos no século XIX nin nos anos 40», dijo el deán. Y Lorenzo, que relató la «angustia», el «sufrimiento» y el «esfuerzo» de diez años de trabajo rodeados de críticas, dejó claro que no iban a dar el brazo a torcer porque estaba en juego la supervivencia de una obra sin igual.

Puso como revelador ejemplo la imagen de san Juan Bautista, restaurada en 1993 y que unos años después estaba de nuevo deteriorada, lo que no habría ocurrido si se hubiese invertido en su conservación. «No se puede jugar con el futuro del patrimonio, y para mantener este espacio patrimonial, o nos lo tomamos en serio, o se pierde».

Más información en la página 39 de Cultura

Habrá visitas guiadas a grupos invitados mientras el monumento esté aislado

En las próximas semanas se llevará a cabo el diseño y la instalación del encapsulado que separará al Pórtico de la Gloria de la nave central, en proceso de obras. Pero se hará lo posible, si los trabajos lo permiten, para mantener algunas visitas; eso sí, seleccionadas, gratuitas y por invitación a asociaciones, colectivos y profesionales. La Fundación Catedral contará para ello con un equipo de diez personas, titulados universitarios y con conocimientos en idiomas, al que se sumará personal de recepción, seguridad, limpieza, conservación, gestión y coordinación del programa de visitas. También en breve se abrirán las reservas al público para las visitas que comenzarán en diciembre. Para ello, la Fundación Catedral se hará con aplicaciones informáticas para las reservas y equipos de radioguías.

Cien mil euros más para acortar de 18 a 12 meses las obras en la nave central

Frente a las críticas externas, los responsables de la Catedral aseguraron que las obras de restauración del Pórtico, así como otros trabajos de mantenimiento y conservación del templo, suponen un coste importante para las arcas del cabildo, que como recordó el deán, «non ten outra fonte de ingresos máis que as esmolas, e estas baixaron moito».

Entre esos gastos, destacaron los 600.000 euros de la seguridad en los años en los que duró la restauración, así como otros 82.600 en suministros. La Catedral, además, destina un millón de euros al pago de las nóminas de su personal, y 126.000 a gastos de asesoría. En cuanto a las obras generales, las más recientes contaron con un presupuesto de más de un millón de euros que se invirtieron en el cimborrio, en la recuperación del edificio de Carretas, en restauración y en mantenimiento.

Como el convenio con la Fundación Barrié finalizó con los trabajos de restauración, a partir de ahora será la Catedral la que asuma los gastos de conservación del Pórtico, que podrían rondar los 200.000 euros anuales. Y para rebatir a quienes acusan a la Iglesia de no gastar en las obras y luego beneficiarse del resultado de las mismas, Daniel Lorenzo adelantó que la restauración de la nave central durará seis meses menos de lo previsto porque la Fundación Catedral aportará 100.000 euros para que, en lugar de 18 meses, se haga en 12. En breve, saldrá a licitación.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

La Catedral denuncia las injerencias políticas en la gestión del Pórtico