El curso arranca para los 63 niños de la escuela infantil de O Castiñeiriño

Una de las aulas de 2 y 3 años se cambió para niños de 1 y 2 por la mayor demanda


santiago / la voz

El curso arrancó ayer para los 63 primeros niños que ocuparán las aulas de la escuela infantil de O Castiñeiriño, que fue construida por la Fundación Amancio Ortega sobre un terreno cedido por el Concello de Santiago en el polígono 13. Tras la construcción, la Fundación entregó el inmueble, también equipado, al Consorcio de Benestar Social que lo incorporó a la red Galiña Azul, y se encargó del proceso de adjudicación de las plazas. El coste del proyecto y construcción, financiado íntegramente por la Fundación, es de 1,4 millones de euros.

A la guardería, a partir de mediados del próximo mes de octubre, se incorporarán otros 13 niños, lo supondrá completar la capacidad del centro. Inicialmente las plazas eran 82, pero se redujeron hasta 76 al introducirse un cambio en la distribución de las aulas. El proceso de adjudicación de las vacantes se hizo en dos fases. La primera correspondió al período de marzo a junio; y la segunda a las solicitudes presentadas hasta el pasado 31 de agosto, que acaban de ser resueltas.

De las dos aulas para niños de 2 y 3 años, una se cambió para niños de 1 y 2 niños, que es justo la franja de edad con mayor demanda tanto en Santiago como en todos los municipios gallegos. Al introducirse el cambio de las edades se produjo una reducción en el número de plazas, al modificarse la ratio según las cohortes.

Las dos aulas de bebés, que tienen una proporción de ocho niños en cada una, están completas al haberse adjudicado también la plaza para emergencia social; y tampoco habrá disponibilidad en la de 2 y 3 años, con 19 pequeños, a lo que se suma otra vacante para casos de emergencia social. Las dos aulas iniciales para niños de 1 y 2 años también estarán completas con 13 niños en cada una. La escuela infantil dispone de tres maestras, nueve educadoras infantiles y dos trabajadores de servicios administrativos.

El centro, situado en la rúa Irmáns Vilar Ponte, es un edificio de planta baja con grandes ventanales y rodeado de espacios verdes, que servirán de patio de juego para los niños. El recinto está totalmente amurallado y se ubica en una parcela de titularidad municipal, localizada junto a la urbanización de viviendas de protección oficial de la carretera hacia Os Tilos. En el equipamiento y dotación de las aulas, la Fundación cuidó todos los detalles, en los que los colores suaves aportan luminosidad y un ambiente relajado. En las salas de juegos, de los niños mayores, destacan los juguetes elaborados con madera y otros materiales nobles, que también se usaron para los muebles.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El curso arranca para los 63 niños de la escuela infantil de O Castiñeiriño