La USC estudia la influencia de la música, la literatura o el fútbol en la identidad nacionalista

Historiadores de cuatro universidades debaten sobre la vertiente social e individual del proceso identitario y patriota

.

santiago / la voz

Ya se sabe lo que pensaba Risco sobre la nación gallega o qué entendía Ortega y Gasset por ser español. Se sabe cuál es la postura de los partidos políticos sobre el nacionalismo o cómo influyó el franquismo en las señas de identidad. Pero es mucho más difícil estudiar desde el punto de vista científico de qué manera influyeron fenómenos sociales y culturales en la construcción de la identidad individual, un reto que se plantearon hace diez años varias universidades españolas, entre las que destacan la USC, la Autónoma de Barcelona, Salamanca y País Vasco, que con ese fin se reúnen cada tres años. El encuentro A nación omnipresente: novos enfoques sobre os procesos de nacionalización na España contemporánea se celebra este año en Santiago: ayer se abrió con varias comunicaciones en el Paraninfo de Historia y hoy continuará en el Museo do Pobo Galego, donde se cerrará con un debate en el que participarán Xusto Beramendi, Fernando Molina y Pere Gabriel.

Las señas de pertenencia a una nación es un fenómeno relativamente reciente que arranca de la Revolución Francesa, y como recuerda el profesor de Historia Contemporánea Miguel Cabo, hay diferentes mecanismos que influyen en el proceso, como la escuela, el servicio militar o la administración, que han sido profusamente estudiados, o que son fáciles de analizar. Más difícil es ponderar la influencia de canales sociales como el fútbol, la música o la literatura, y en ese empeño trabajan los historiadores, que se valen para ello de las canciones, la correspondencia pública y privada o el teatro popular.

Algunas cuestiones pueden llamar la atención, como el hecho de que, en el siglo XIX, la mayoría de los catalanes se considerasen tanto españoles como catalanes. Hoy, por el contrario, hay un rebrote del nacionalismo español «impensable hai quince anos», subraya el doctor Cabo Villaverde, miembro del grupo Histagra, organizador del congreso junto con el grupo Hispona y el Museo do Pobo Galego.

En la mañana de ayer se debatió sobre este tipo de cuestiones: la nación de los individuos y el peso de las clases populares, mientras que por la tarde, las comunicaciones se centraron en la violencia y en la represión con el fenómeno identitario de fondo, lo que dio lugar a disertaciones sobre la violencia en el País Vasco desde los gérmenes de ETA, el caso del Exército Guerrilleiro en Galicia o el discurso del Estado de Israel, así como la importancia del lenguaje en el tratamiento de las noticias relacionadas con la violencia por cuestiones de identidad nacional.

El congreso continúa hoy en el Museo do Pobo Galego, donde se cerrará la cuarta edición de un encuentro que se celebran cada tres años desde que, en el 2009, arrancaron los estudios sobre los procesos de nacionalización en la España contemporánea.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
1 votos
Comentarios

La USC estudia la influencia de la música, la literatura o el fútbol en la identidad nacionalista