El Concello retoma varias obras pendientes para la dotación de servicios y mejora del pavimento

La actuación en Bispo Diego Peláez para completar la reforma de Vista Alegre durará cinco meses

.

santiago / la voz

Los compostelanos que regresen de sus vacaciones a lo largo de esta semana y la próxima se encontrarán una ciudad en obras. Si al iniciar su período de descanso estival estaban en marcha la remodelación de la avenida de Vilagarcía y de la praza da Universidade, a su retorno comprobarán que las máquinas siguen en la primera y que los operarios remataron la segunda, pero se trasladaron a la rúa da Algalia de Arriba. Además, ayer comenzaron los trabajos en la de Bispo Diego Peláez y en As Cancelas.

El proyecto de mayor envergadura de los que se ponen en marcha es el de Bispo Diego Peláez, la rúa que marca el límite entre los barrios de Vista Alegre y Vite. Precisamente esta ubicación impidió que pudiera ser incluida en alguna de las fases del ARI de Vista Alegre y abocó al Concello a habilitar un presupuesto para afrontar la remodelación de los servicios y para mejorar la calzada y aceras. En este trabajo, que se prolongará durante cinco meses, el Ayuntamiento invertirá 170.000 euros.

La calle sufrirá un corte de tráfico que, según el concejal de Obras, Rafael Peña, no generará excesivos problemas, ya que se trata de una vía poco transitada, sin accesos a garajes y con rutas alternativas cercanas. El acondicionamiento de Bispo Diego Peláez seguirá la misma estética que el resto de Vista Alegre, y permitirá completar la remodelación de todo el barrio.

La segunda obra que arrancó ayer se localiza en la rúa de As Cancelas y en la avenida Rodríguez de Viguri, donde se completarán las aceras y se rebajarán los pasos de peatones en el margen derecho de la vía. Rafael Peña subrayó que se trata de una obra de mejora de la accesibilidad con cuya ejecución el Concello responde a una demanda vecinal. En el caso de la rúa de As Cancelas, Peña indicó que la acera está construida hasta la estación de Fenosa y que, debido a la falta de cesión de terreno, en su día no se había completado el paso peatonal. Ahora se terminará con un presupuesto de 160.000 euros. Este proyecto se ejecutará en 45 días, aunque el concejal apuntó la posibilidad de que la actuación finalice antes de plazo.

Además de estas obras, el Consorcio comenzó también ayer con el arreglo del enlosado de la rúa Algalia de Arriba, por lo que la vía permanecerá cortada al tráfico rodado, tanto para vecinos como para el servicio de carga y descarga, durante esta semana y la que viene.

160.000 €

As Cancelas y Rodríguez de Viguri

Las obras, con un plazo de 45 días, consisten en la construcción de aceras para completar los espacios de esas calles que carecen de ellas. También se rebajarán pasos de peatones y se habilitará uno nuevo.

170.000 €

Rúa do Bispo Diego Peláez

Este proyecto tiene un plazo de ejecución de 5 meses y se ocupa de los trabajos la empresa Oviga. Incluye reposición de servicios, arreglo de calzada y aceras. Se rebajará la cota para mejorar el acceso a los edificios.

266.000 €

Algalia de Arriba

La reparación de esta calle se incluye en el programa de conservación del Consorcio, que contempla la reparación de más de 60.000 metros cuadrados de losas del casco histórico hasta finales del presente año. La obra terminará el 10 de septiembre.

En Triacastela y Sar arrancarán con retraso

Dentro del paquete de obras que está preparando el Concello para la recta final del año se incluye también el acondicionamiento de las rúas Cruceiro de Sar, Sandino y Ponte Marzán. Esta última tenía previsto comenzar la pasada semana, pero un retraso en la recepción del permiso de la Xunta para cortar al tráfico una parte de la AC-261, en Ponte Marzán, demoró el inicio. Rafael Peña, que avanzó ayer que el próximo jueves se reunirá con los vecinos para explicar los detalles del plan de tráfico, anunció que esas obras comenzarán el día 7. La intención es empezar los trabajos por la calzada, lo que supondrá un plazo de tres semanas, para seguir después con la reposición de aceras y el rebaje de pasos de peatones. También acumulan un ligero retraso los trabajos de instalación del ascensor de Triacastela y el arreglo de las escaleras. Peña precisó que, en este caso, los trabajos empezarán la próxima semana, una vez que ya ha sido localizado el propietario de un depósito de gas que tiene que ser clausurado antes de empezar a trabajar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Concello retoma varias obras pendientes para la dotación de servicios y mejora del pavimento