Hostelería y comercio reclaman una mejor gestión del acceso al Pórtico

Turistas y empresarios se quejan de que malgastan su estancia en Santiago en una cola

m. Mosteiro
Santiago / la voz

Solo unos cuantos miles de privilegiados en el mundo han tenido la ocasión de ver la sangre roja brotando de las manos del Cristo que el maestro Mateo esculpió para el pórtico de la Gloria, o las mejillas sonrosadas que acompañan a la famosa sonrisa de Daniel. Han sido muchos los halagos que ha recibido la restauración de la obra financiada por la Fundación Barrié, pero las largas colas para poder ver los frutos de la rehabilitación también están dando mucho de qué hablar. Hasta cinco horas han llegado a esperar algunos en la fila para realizar la visita, de carácter gratuito, aunque lo habitual es estar entre una y tres. Un tiempo, consideran algunos turistas y empresarios, que pierden de recorrer la ciudad y de consumir en sus negocios. Es por ello que hosteleros y comerciantes reclaman una mejor gestión del acceso al Pórtico.

Desde Hostelería Compostela han hecho un llamamiento para que se replantee el sistema de visitas por orden de llegada implantado. Su presidenta, Sara Santos, explica que han recibido quejas de turistas que afirmaban haber malgastado su estancia en la ciudad haciendo cola. Consideran que hay fórmulas para evitarlas, al tiempo que se permite al visitante disfrutar de todo lo que le puede ofrecer la capital gallega. Sugieren, por ejemplo, repartir un tique en el que se indique la hora a la que le toca entrar a cada grupo de 25 personas. De ese modo, dicen, los liberarían de una espera innecesaria que podría revertir en bares, restaurantes y tiendas.

Turismo «de paso»

Compostela Monumental coincide con la anterior en que el sistema es «mejorable». «Es importante se gestionen bien este tipo de eventos, que atraen a tantas personas y acaban generando colas molestas para los turistas. Sabemos que es complejo y habrá que dar un margen de confianza para que se mejore la situación», indica el gerente de la asociación de comerciantes del casco histórico, José Ángel Blanco. Este prefiere no hacer sugerencias sobre cómo organizar la entrada: «Los que entienden de eso son los que gestionan el acceso y sabrán del retraso y acumulación de gente».

Otra cuestión, dice, es «el problema que tenemos que conseguir solucionar para que los turistas se queden más tiempo en la ciudad, en vez de venir solo una mañana de paso, que les alcanza para ver el Pórtico y poco más». Para ello, subraya, es necesaria una promoción del turismo planificada «como se debe», con la que hacer que la ciudad sea atractiva.

Blanco explica que en los comercios está habiendo este mes un repunte de las ventas (especialmente en las tiendas de suvenires o artesanía y, en líneas generales, para todo el sector los días nublados en los que la gente que está en la playa se desplaza a la ciudad para hacer compras. Sin embargo, «el turista que necesitamos no es ese, sino el de mayor poder adquisitivo que se queda varios días en la ciudad», destaca.

El deán de la Catedral de Santiago, Segundo Pérez, responde a las críticas recordando que se está haciendo un gran esfuerzo junto con la Xunta para facilitar el acceso al Pórtico al mayor número de personas posible este verano. Considera que comercios y hostelería se benefician del efecto llamada de la Catedral y el fenómeno jacobeo, por lo que echa en falta que también «hagan ofertas en las que colaboren». Además indica que, «en principio, no se valora la posibilidad de cambiar la fórmula para las visitas».

Más de 36.000 personas han visitado ya la obra del maestro Mateo, unas 1.400 al día

El lunes se cumple un mes desde que el pórtico de la Gloria fue reabierto al público, tras diez años de restauración. Y, lejos de decrecer el interés hacia la obra del maestro Mateo, cada día cientos de personas esperan bajo el sol para poder contemplar con sus propios ojos el nuevo aspecto del conjunto escultórico. En este tiempo ya han sido más de 36.000 visitantes los que han tenido acceso al monumento catedralicio, 1.430 al día de promedio.

La cifra supera las previsiones iniciales. Ya lo hacía en la primera semana, que se cerró con una media de 1.285 personas diarias. Desde entonces, no ha dejado de crecer. La segunda semana (en la que se suspendió la actividad durante tres horas a causa del extremo calor y humedad que ponían en riesgo la conservación de la obra) ya eran 1.400. Y, en los últimos diez días, esta ascendió hasta los 1.474. De mantener este ritmo, cuando el 20 de septiembre toque a su fin esta primera fase de visitas -luego se encapsulará el Pórtico- habrán pasado ante los 24 músicos del maestro Mateo más de 81.000 almas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Hostelería y comercio reclaman una mejor gestión del acceso al Pórtico