Suso Rey: «Cary Grant tiña o traxe ben sucio»

El hostelero compostelano aprovechó el día libre en el trabajo para ir a ver el rodaje del filme en el Obradoiro, y recuerda cómo la plaza se llenó para ver al actor


santiago / la voz

Orgullo y pasión. Fue la primera gran superproducción de Hollywood que se rodaba en España. Y Santiago fue una de las ciudades elegidas por el director Stanley Kramer como escenario para recrear la guerra de independencia española en un filme protagonizado por tres de las estrellas cinematográficas del momento: Cary Grant, Sofía Loren y Frank Sinatra. A principios de agosto de 1956, el equipo aterrizaba en Compostela con Grant entre ellos. «Foi pola tarde, sobre as cinco, cando gravaron as secuencias na praza do Obradoiro», recuerda el compostelano Suso Rey, que entonces trabajaba en la cafetería de un recientemente inaugurado Hostal dos Reis Católicos.

Rey había visto a Grant en el interior del hotel, pero este gran amante del cine no dudó a la hora de aprovechar el día libre en el trabajo para seguir de cerca el rodaje de las secuencias compostelanas. «A praza do Obradoiro estaba chea para ver a Grant», recuerda. Rey, que entonces tenía 18 años, se situó en la parte más próxima a la catedral compostelana, junto al resto del público. «Os extras estaban cerca do pazo de Raxoi e Cary Grant entraba e saía do hostal», rememora. En la ficción, el capitán al que daba vida el actor accedía a un cuartel general. «Xa estaba co traxe ben sucio, por certo», dice con una sonrisa. Esa imagen la tiene grabada con nitidez en su memoria.

Fue poco tiempo el que el actor protagonista estuvo en la praza do Obradoiro. Y no era fácil verlo por la cantidad de público que se acercó. «Noutras películas que se rodaron despois en Santiago pecháronse as rúas, pero nesta, a praza do Obradoiro estaba aberta», explica Rey, que también siguió, pero desde una mayor distancia, la filmación de algunos planos en la Alameda, en la zona del Paseo da Ferradura, en los que también participó Cary Grant. «Alí andaba cunha carruaxe», rememora. De la secuencia de los extras, su recuerdo se ciñe a la situación en la plaza junto a Raxoi: «Todos mirabamos para Cary Grant».

Pero no fue la única película de la que fue testigo directo Suso Rey. A mediados de los 70 siguió, pero esta vez sin tener que compartir espacio con nadie más, el rodaje de varios planos de La joven casada, de Ornella Mutti. Entonces el compostelano regentaba el Monroy, en la Rúa da Raíña, y se lo alquilaron por un día. «Despois o bar na película non se ve moito, vese máis a chuvia. Os bombeiros puxeron a fachada perdida de botarlle auga para que se vise despois pola fiestra. Daquela Ornella Muti era moi nova», afirma. Anteriormente, cuando trabajaba en el Hostal dos Reis Católicos, también había visto el rodaje de secuencias protagonizadas por Juan Pardo y Júnior. Incluso salió en un plano de un filme rodado en la cafetería del Parador. Vivencias inolvidables para un cinéfilo: «Agora non vou moito, pero antes era de sesión continua».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Suso Rey: «Cary Grant tiña o traxe ben sucio»