La USC rechaza crear plazas en los grados nuevos a costa de los ya consolidados

La implantación de Criminoloxía obligó a reducir la oferta en otras especialidades en la Universidade compostelana


santiago / la voz

Las universidades no tienen potestad para decidir el número de plazas que ofertan a sus alumnos, y es habitual que esa falta de autonomía cree tensiones entre los responsables de las diferentes especialidades. Es lo que ocurre, por ejemplo, con la implantación para este curso del grado de Criminoloxía, que contará con cincuenta plazas para los que entren en la especialidad y otras cincuenta para los que la cursaron cuando era un título propio de la USC y ahora quieran convalidarlo como oficial.

La obligatoriedad de incluir esa oferta a costa de otros grados dio lugar a un tenso debate en el Consello de Goberno extraordinario celebrado el pasado 24 de mayo. Entonces, el vicerrector de Oferta Docente dio cuenta de la decisión tomada por la Secretaría Xeral de Universidades por la que Dereito perdía plazas en beneficio de Criminoloxía. Tal y como se indicó en la sesión, contradecía un acuerdo inicial por el que las plazas de Criminoloxía se iban a crear a costa de detraer otras de su propia área de Ciencias Sociais. Como después se modificó esa decisión, y para evitar que Dereito saliese más perjudicado, «decidiuse computar quince prazas do grao en Pedagoxía, dez do grao en Psicoloxía e dez de dito grao de Dereito». Pese a ello, todavía quedaban otras quince pendientes.

La decisión final no fue del agrado de los responsables de Pedagoxía. La decana de la Facultade de Ciencias da Educación quiso dejar constancia de su «perplexidade» por ese acuerdo, sobre todo teniendo en cuenta que «a autorización da nova oferta de prazas do grao de Criminoloxía fíxose utilizando, entre outras, as quince prazas dos graos de Pedagoxía e Educación non ofertadas no último curso e consolidando, con dita decisión, unha decisión coxuntural da oferta nestes graos que, como sabe o equipo de goberno, débese exclusivamente á falta de profesorado á que se levou ás áreas de Ciencias da Educación nos últimos anos».

La polémica, por lo tanto, sacó a relucir también los problemas de falta de docentes que sufrió en los últimos tiempos la USC y que afectaron, sobre todo, a la rama educativa. Pero a la decana tampoco le gustó que esa decisión se tomase de forma unilateral y dejó constancia de su malestar por que no se informase al centro. «Supón un claro prexuízo para estes dous graos da USC que teñen unha alta demanda, e no caso de Pedagoxía, trátase dunha titulación exclusiva da USC no sistema universitario galego».

La creación de nuevos grados a costa de plazas en los ya existentes ya fue objeto de una queja del rector, Antonio López, en el discurso que pronunció en la toma de posesión. Entonces, ante el conselleiro de Educación, lamentó que la universidad no tuviese margen para establecer la oferta según la demanda real de alumnos. A su entender, al no poder matricular a más estudiantes, «a universidade perde ingresos e, sobre todo, cercéanse as expectativas de mozas e mozos que manifestan unha opción clara polos nosos estudos, algún deles únicos no SUG e cunha forte demanda». Antonio López pidió por ello a la Xunta que se apostase por garantizar el derecho a la educación de la ciudadanía y ponerlo por delante de las necesidades económicas.

Criminoloxía no había cerrado matrícula en la última llamada, pero estaba cerca del completo

En el tercer llamamiento de matrícula que las universidades gallegas hicieron a los alumnos inscritos antes de empezar el mes de agosto, Criminoloxía todavía tenía plazas libres. De hecho, de los nuevos grados, el único que las había completado había sido el de Xestión Industrial da Moda, que se impartirá en A Coruña. De todos modos, no le quedaban muchas vacantes, por lo que es de suponer que en la siguiente revisión sí quede ya cerrado, atendiendo a la demanda que siempre tuvo esta especialidad, incluso cuando no era un grado oficial. La USC impartirá en el curso que comienza dentro de unas semanas tres nuevas titulaciones: la de Criminoloxía, la de Biotecnoloxía y la de Paisaxe. En coordinación con la Universidade da Coruña, esta última era la que estaba registrando una demanda menor.

Carreras sin más plazas

De las titulaciones que se imparten en la Universidade de Santiago, hay ya 21 carreras con su oferta cerrada, de tal manera que ya no podrán incorporarse nuevos alumnos. Entre ellas está la de Dereito, cuya reducción de plazas a costa de Criminoloxía dio lugar a la discusión en el Consello de Goberno.

En total, hay 55 especialidades para las que ya no hay plaza en el sistema universitario gallego. Además de las 21 de Santiago, 19 cerraron matrícula en la Universidade de Vigo y otras 15 en la de A Coruña. Aún habrá otros tres llamamientos para los inscritos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La USC rechaza crear plazas en los grados nuevos a costa de los ya consolidados