El Obra quiere cerrar el perímetro

Busca un alero y no descarta afrontar el curso con trece jugadores en plantilla


santiago / la voz

El Monbus Obradoiro tiene cubiertas las doce fichas disponibles para esta temporada, pero eso no quiere decir que haya cerrado el capítulo de incorporaciones. Falta una para añadir al perímetro. A fin de hacerle sitio, una de las opciones es abrirle las puertas a Martins Laksa para que busque minutos esta campaña en otro equipo. Si el letón prefiere quedarse, Moncho Fernández dispondría de trece jugadores, por lo que cada semana se vería en la tesitura de hacer un descarte.

Cuando el proyecto empieza a tomar forma, cada pieza que se suma va condicionando el perfil de las que faltan por llegar. En esta ocasión, el planteamiento es el inverso. Se abre el abanico. La consigna es «fichar el mejor jugador posible», tanto si se trata de un tirador como si es un tres de corte defensivo, de un alero ya contrastado o un joven con un potencial. Después ya llegará el momento de hacer los ajustes necesarios para que encaje en el esquema, de prepararle un traje a medida.

A la expectativa

El hecho de disponer de doce fichas juega a favor del Obradoiro en el sentido de que no tiene urgencia por fichar. Está a la expectativa, con las redes echadas, con paciencia, incluso en disposición de esperar a encarar la operación con la temporada ya iniciada. Aunque el tiempo no es un enemigo, el club intentará no llegar hasta ese extremo, para que el jugador pueda hacer parte de la pretemporada y adaptarse lo antes posible al equipo.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

El Obra quiere cerrar el perímetro