«Hai poucos lugares tan cinematográficos»

La actriz Nerea Barros debutó como pregonera en Santiago para abrir las Festas do Apóstolo


Santiago / La Voz

Probó por primera vez los balcones del pazo de Raxoi por la mañana, para comparecer ante los medios. La actriz entró deslumbrante, deslizándose por los pasillos, tras unas grandes gafas de sol. Pero, en cuanto empezó a hablar Nerea Barros, con ese tono reposado y cercano que la caracteriza, se descubrió como una picheleira más. Recordó el orgullo que siente por ser de Santiago. Su ciudad, «á que sempre boto en falta». La que lleva y evoca allá por donde va la intérprete ganadora de un Goya, desde Madrid hasta Shanghái. Y en la que puede ya decir que dio su primer pregón: «Ofrecéronme noutros lugares ser pregoeira, pero por motivos de traballo non puiden. A verdade é que é moi bonito para min que o meu primeiro pregón sexa na miña cidade. Espero falar de corazón, porque sinto moito esta pedra e esta xente».

A las diez y cuarenta de la noche, diez minutos después de lo previsto, salía de nuevo a los balcones de la casa consistorial la pregonera de O Eixo. La esperaban en la plaza del Obradoiro centenares de personas, compostelanos y turistas, ante los que dio un discurso que tenía hace días en la cabeza, pero que no terminó de escribir hasta el último momento.

«Boas noites picheleiros e picheleiras», comenzó su intervención, en la que estuvo acompañada por sus tres sobrinos, símbolo del «futuro do país», apuntó, y que le dieron pie a reivindicar «unha educación pola igualdade, a diversidade cultural e no amor pola terra». «Hoxe é unha das noites máis especiais e emocionantes da miña vida», señaló, antes de compartir con el público los olores e imágenes de Santiago que la acompañaron desde su infancia y que sigue evocando, 11 años después de dejar «o meu lar».

«Son o que son grazas á esencia e á vitalidade deste lugar, que me abriu os ollos e o espírito coa enriquecedora vida cultural que asomaba sen esforzo por todos os seus poros», dijo, al tiempo que enumeraba festivales, salas y teatros en los que creció como artista. «Hai poucos lugares no mundo tan auténticos e cinematográficos coma este», añadió, y se reconoció «afortunada» por grabar dos películas en esta «cidade máxica, que invita aos creadores a vivir nela e que sen esforzo nos alimenta coa súa pureza única».

«Quero facer unha homenaxe a esas nais e mulleres heroínas, que dende o anonimato das súas casas e en silencio levantaron familias», añadió antes de dar por inauguradas las Festas do Apóstolo y de que surcasen el cielo los primeros fuegos de artificio. Rozaba la medianoche cuando comenzó el primer concierto.

Más información en la página 32, sección de Al Sol.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Hai poucos lugares tan cinematográficos»