El retraso para incrementar la plantilla de bomberos frena el parque comarcal

La Xunta crea una comisión provincial para agilizar el proceso, paralizado desde febrero

.

santiago / la voz

El proyecto del parque comarcal de bomberos, que debe dar cobertura el año próximo a los municipios de Santiago, Ames, Teo, Brión, Boqueixón, Vedra, Oroso, O Pino, Padrón, Rois y Trazo, está pendiente del incremento de la plantilla del parque municipal de Santiago, la más exigua de todas las ciudades gallegas, hasta el punto de que los 44 bomberos compostelanos, organizados en turnos de nueve personas, no tendrían capacidad para atender, por ejemplo, dos incendios simultáneos.

El acuerdo cerrado en febrero entre la Xunta, la Diputación y los concellos para crear el parque comarcal ampliando el municipal debe contar con el visto bueno del Ministerio de Administraciones Públicas, ya que el necesario incremento de personal, hasta duplicar los efectivos, está condicionado por la Ley de Estabilidad Presupuestaria. Y aunque las cuentas del Gobierno central, aprobadas en mayo, dan vía libre a esta demanda, la autorización aún no ha cristalizado de forma oficial.

Mientras el visto bueno a la reposición de plazas no llega, la preocupación entre buena parte de los alcaldes de la comarca va en aumento. Hasta ahora, el único avance ha sido la creación de comisiones provinciales para estudiar la comarcalización. Este nuevo organigrama, resalta Xosé Luis García, representante de la Diputación en el Consorcio contra Incendios y regidor brionés, dará mayor operatividad a todo el proceso. Con todo, García añade que el proyecto compostelano está pendiente de que Santiago concrete las cifras finales del mismo, aparte del acuerdo para adecuar la plantilla.

Ante esta tesitura, el Concello de Santiago ha destacado que las negociaciones para la reposición de personal las está asumiendo la Dirección Xeral de Emerxencias. También señala Raxoi que toda la documentación que le solicitaron fue convenientemente enviada. Por su parte, José Miñones, alcalde de Ames, ha reconocido que en una reciente reunión con el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, este le avanzó que el acuerdo debería llegar pronto. Y en este contexto, el regidor teense, Rafael Sisto, ha trasladado su preocupación porque no percibe avance alguno. «Pasa o tempo e seguimos na mesma situación e calquera día pasa unha desgraza. Teo e os demais concellos da comarca de Santiago seguimos estando absolutamente discriminados respecto ao resto de Galicia», denuncia el regidor.

El plazo marcará el futuro de los grupos de emergencias

La falta de un servicio comarcalizado de bomberos se suple en el área metropolitana de Santiago con personal propio de Protección Civil, como en el caso de Teo, pero sobre todo por la existencia de Grupos de Emerxencias Supramunicipais (GES). Pero, legalmente, la continuidad de estos equipos de intervención solo está garantizada hasta el 31 de diciembre, fecha en la que expiran los convenios que posibilitaron su continuidad.

Una hipotética desaparición de este servicio no se contempla, ya que, por ejemplo, quedaría sin cobertura de emergencias el Ayuntamiento de Ames, el único que por superar un censo de 20.000 habitantes tiene la obligación legal de tener un parque de bomberos, y por ese motivo también deberá contribuir a la financiación del modelo comarcalizado en una proporción que tampoco está definida.

Eliminar los GES también dejaría muy expuestos a los concellos de la comarca compostelana, que ahora pueden disponer de los servicios de los GES de A Estrada y Boiro. E indirectamente salpicaría a Santiago, que en casos de máxima emergencia, como en incendios en viviendas, envía a los bomberos del parque municipal fuera de su ámbito de actuación, mermando el servicio en la capital.

El diputado provincial Xosé Luis García, representante de la Diputación en el Consorcio Provincial contra Incendios y regidor de Brión, en donde tiene su sede el único GES de la comarca de Santiago, ha señalado que la continuidad de estos grupos de intervención, tal y como ahora están planteados, depende directamente de que el plan de comarcalización del servicio de bomberos sea una realidad en el menor tiempo posible. En caso contrario, deberá establecerse un nuevo convenio cuya gestión debe iniciarse con tiempo, sobre todo si a corto plazo el proyecto del parque comarcal no da pasos importantes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El retraso para incrementar la plantilla de bomberos frena el parque comarcal