Humo en el pazo de Raxoi

Una curiosa intervención artística creó el efecto de un incendio en la casa consistorial de Santiago que puso a prueba la reacción de los ciudadanos

Performance en el pazo de Raxoi Performance en raxoi

Santiago / La Voz

A las doce y media de la mañana una columna de humo comenzó a salir de los balcones del pazo de Raxoi. Solo algunos cuantos ojos se giraron para dejar a la Catedral de Santiago en un segundo plano y fijarse en lo que estaba sucediendo tras la quinta puerta del primer andar (empezando por la derecha) que da a la emblemática plaza. 

Se trataba de una intervención artística, dirigida por Fermín Jiménez Landea, con la que se puso a prueba la reacción de los ciudadanos simulando un incendio en Raxoi. Lo cierto es que muchas de las personas que estaban en la plaza ni se percataron de lo que ocurría a sus espaldas, con la vista fijada en la fachada principal de Catedral. La performance repetía el experimento artístico de la obra «Expiration Movement», como parte de un taller del CGAC llamado «Facer dúas veces», imitando la expencia que ideó Daniel Knor hace poco más de un año en la ciudad alemana de Kassel. En este caso, el «caos estaba controlado», destacó Jiménez Landea, ya que al intervenir un edificio público los bomberos y fuerzas de seguridad ya estaban avisados del simulacro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Humo en el pazo de Raxoi