El perro turista Pipper visita en Santiago locales «pet-friendly»

Su dueño, Pablo Muñoz, quiere combatir el abandono animal


Santiago / la voz

En el café de Altamira Pipper es recibido como un viejo conocido. Es uno de los locales en los que su dueño, el periodista donostiarra Pablo Muñoz, puede entrar sin problemas acompañado del can. Ambos comenzaron a recorrer España en mayo. «Visitaremos los cincuenta destinos más turísticos». Su objetivo es doble: concienciar a la sociedad contra el abandono animal y promover una mayor propuesta de alojamientos, locales y oferta turística dog-friendly.

Pipper nació en un caserío cerca de San Sebastián. Con tan solo dos años cuenta con buen currículum. Entiende órdenes en inglés, castellano y euskera, y es el primer embajador turístico canino de España, representando a la Junta de Castilla y León. Su periplo queda registrado en los perfiles de Pipper en redes sociales -en Instagram acumula casi once mil seguidores- y en su web. En ella Muñoz recomienda locales y alojamiento que permiten mascotas.

La idea surgió después de que el donostiarra se diese cuenta de cuánto había cambiado su vida con Pipper. «Es un poco contradictorio, por un lado socializas más; te paras por la calle, conversas con la gente sobre él, pero por el otro tu vida social se ve condicionada». Al poco tiempo consiguió el patrocinio de Bayer, Renfe, Dingonatura, Trexie y la Junta de Castilla y León, que han hecho posible el viaje.

En Galicia, Pipper se ha dado su primer baño en la playa para perros de O Espiño, en San Vicente de O Grove. Ha visitado el castro de Santa Tecla y Combarro. «Aquí nos hemos llevado gratas sorpresas, como que en el barco que visita las bateas en Sanxenxo se pueda entrar con un perro». En Santiago ha grabado un reportaje en vídeo, que se publicará la próxima semana. Muñoz lamenta que lo que en otros países es norma, como tomarse una cerveza en un pub con tu mascota en Inglaterra, o llevarla a un centro comercial en Alemania, aquí sea la excepción. Además de en la vida diaria, a la hora de viajar la planificación se convierte en un factor clave. Los buscadores de hotel ofrecen opciones pet-friendly, pero encontrar restaurantes o bares es más difícil. El apartado patrimonial y de ocio es, sin duda, la materia pendiente. «Vienes a Compostela y no puedes entrar en la Catedral, tienes que dejar al perro en el hotel».

En España conviven cinco millones de canes en cuatro millones de hogares y la cifra aumenta. Paralelamente los abandonos también lo hacen, con los refugios desbordados. Muñoz incide en que «una oferta que permita que los perros educados convivan en los espacios públicos puede contribuir a que disminuyan».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El perro turista Pipper visita en Santiago locales «pet-friendly»