El rector asume el reto de colocar a la USC en la vanguardia del conocimiento

Susana Luaña Louzao
susana luaña SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO CIUDAD

XOAN A. SOLER

López pondrá «os dereitos dos cidadáns» por encima «das esixencias económicas»

06 jun 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

El rector número 172 de la Universidade de Santiago inició ayer el 227 mandato de la cinco veces centenaria institución en un acto en el salón noble de Fonseca en el que, tras recibir la medalla y el bastón de mando de su antecesor, Juan Viaño, Antonio López se inspiró en Castelao para comprometerse a colocar a la USC en la vanguardia del conocimiento y a ser referente en Europa.

Crecer. Esa es la idea que resume los objetivos que se marcó el catedrático de Dereito Financeiro para los próximos cuatro años. Crecer en presupuestos, crecer en personal, crecer en autonomía y crecer en número de alumnos. Antonio López no dudó en dirigirse personalmente al conselleiro de Educación -presente en un acto al que acudieron los rectores de la UDC y de la UVigo, además, de representantes políticos, sociales y del ámbito académico- para hacerle llegar un mensaje que pasa por superar la crisis renunciando a los recortes, por incrementar las partidas universitarias, por refinanciar la deuda para obtener recursos y por incrementar el número de alumnos, una posibilidad hasta ahora vetada a la USC. En resumen, Antonio López le dijo a Román Rodríguez: «Permítame que o sentido do meu compromiso coa miña universidade e con Galicia vaia dos dereitos dos cidadáns ás esixencias económicas, antes que das esixencias económicas aos dereitos dos cidadáns».

Eso sí, tras prometer el cargo, el rector se comprometió a «facer un uso impecable dos recursos», pero a cambio pidió que, «garantido o financiamento estrutural básico, se vincule outro financiamento ao logro de resultados». Dijo que la Universidade se había adaptado a la crisis pero que no la había superado, y que para ser una universidad de excelencia y competitiva, para estar «entre as mellores», era necesario superar los recortes, ya que «non podemos facer da crise a situación estrutural da USC».