El saber del futuro, al alcance de un clic

El ribeirense Héctor Cores es el embajador en Galicia de Tutellus, una plataforma digital para el intercambio de conocimientos


ribeira / la voz

¿Se imaginan que existiese una plataforma digital en la que se tuviese al alcance de un clic un curso o enseñanza de cualquier ámbito? ¿Se imaginan que dentro de esa red de intercambio de conocimientos los maestros recibiesen una remuneración en función de su calidad educativa? ¿Y se imaginan que dichos pagos fuesen realizados en una divisa independiente de las monedas nacionales? Básicamente, esta es la carta de presentación del proyecto Tutellus -nacido en el 2013-, una iniciativa global para la que ya se está preparando su descentralización y nuevo modelo de pago.

Las primeras charlas informativas para dar a conocer Tutellus en Galicia ya se han iniciado de la mano de su embajador autonómico, el ribeirense Héctor Cores Portela, que desgranó los detalles en Santiago de Compostela y volverá a realizar nuevas sesiones en A Coruña y diversos puntos de la comarca barbanzana. El objetivo es seguir sumando mentes que formen parte de la red educativa colaborativa de hispanohablantes más grande del mundo e informar de los próximos e inminentes cambios.

El objetivo

«Se trata de llevar la educación a cualquier rincón del mundo», explicó Cores del proyecto, que ya cuenta con un millón de usuarios en 160 países. «Cualquiera que tenga destreza en un conocimiento puede subirlo a Tutellus, ya sea un método para hacer una paella o un cursillo de programación», afirmó sobre este sistema de micromecenazgo que pasará a basarse en tokens (criptomonedas) en su nueva beta.

«Tutellus identificó cuatro problemas convencionales en la educación: la baja motivación del profesorado y la del alumnado, la escasa conexión entre formación y empleo, así como el problema económico mundial», destacó el ribeirense, señalando que no todo el mundo puede pagarse un máster o curso electrónico o las dificultades que padecen residentes de países con divisas de bajo valor o alta fluctuación.

En ese sentido, el salto que se está gestando prevé el establecimiento de becas y descuentos, así como la colaboración con diversas oenegés.

La seguridad

Las claves del futuro Tutellus se asientan en el uso de blockchains, nodos alojados en distintos servidores por todo el planeta, donde se registran todos los intercambios y movimientos económicos realizados de forma pública, imposibilitando que, si se ataca a una unidad, se caiga todo el sistema. Esta fortaleza se une a la propia de la creación de una moneda que no dependa de bancos estatales. Además, todos los materiales educativos son revisados previamente antes de ponerse a disposición de los usuarios.

«Se trata de devolverle el poder a la gente y de repartir una riqueza por creación de contenidos que ahora genera millones de euros para unos pocos», manifestó Héctor Cores sobre la que considera una nueva esperanza educativa.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

El saber del futuro, al alcance de un clic