Hugo Vázquez: «Cada vez vemos más melanomas, pero disminuye su mortalidad»

Los factores ambientales son muy importantes en este tumor, aunque también los genéticos, explica el jefe de dermatología del CHUS, que el miércoles intervendrá en el ciclo Charlas Saudables


Santiago / La Voz

El ciclo de Charlas Saudables se cierra el próximo miércoles en Santiago con un tema muy pertinente en esta época del año: el melanoma, uno de los cánceres de piel. Hablará del mismo el responsable de dermatología del CHUS, Hugo Vázquez Veiga (Buenos Aires, 1953), quien admite claramente que «la prevención primaria ha sido un fracaso».

-¿Hasta qué punto son importantes los factores ambientales como el sol en la aparición del melanoma?

-Son relevantes. Fundamentalmente, la luz ultravioleta en cualquiera que sea su fuente, ya que hay otras además del sol. Los factores ambientales influyen y el más importante en el melanoma es la luz ultravioleta. Por lo tanto, no hay que llevarse a engaños: cuando esta luz se consume en grandes dosis y produce quemaduras, está demostrado que esto va a influir en la aparición del melanoma.

-¿Tiene mayor incidencia en hombres o en mujeres?

-Antes había más en hombres y luego se ha ido a mujeres, depende también de la zona anatómica a la que afecte. Estamos en una tasa de diagnóstico de 9,7 a 10 pacientes por cada cien mil habitantes en España, con diferencias por zonas. La más alta es Marbella, y ahí está claro que el motivo es el sol, con 17,5 casos por cien mil habitantes, mientras que en Zaragoza es de 3,6 por cien mil.

-¿Y Galicia?

-Estamos en un situación intermedia. No somos de las comunidades que mayor incidencia tienen, pero sí la suficiente como para que siga siendo nuestra asignatura pendiente.

-¿Qué pronóstico tiene el tumor?

-Mejor que hace años. Entre otros motivos, porque se ha mejorado el diagnóstico. Cada vez vemos más melanomas, ya que se diagnostican más de cuatro mil al año, pero su mortalidad ha disminuido, con lo cual suben las cifras pero baja la mortalidad.

-Esta misma semana, el genetista Ángel Carracedo aseguraba que el melanoma es uno de los cánceres que más se benefician de la medicina genómica.

-Evidentemente. En todo cáncer cutáneo hablamos de factores ambientales, pero es importantísimo el genético. Si somos de piel clara, nos quemamos con facilidad y de algún modo tenemos tendencia a no poder vivir con mucho sol. Eso nos ha llevado a residir en el norte de España. Lo vemos en el agujero de la capa de ozono de Australia, donde hay una epidemia de melanoma. ¿Pero quién la tiene? ¿Los nativos? No, los ingleses que han ido allí.

-¿Cómo evitarlo?

-Lo decimos constantemente, con autoprotección. Hay que protegerse de la luz ultravioleta natural y artificial, bien escapando de ella o tomándola a la hora y en la forma adecuada. No se debe recurrir al exceso de luz ultravioleta solo por una cuestión estética, porque sabemos que detrás de un bronceado hay una arruga segura. Nuestra piel se descolgará y se manchará, por lo que si es por un motivo estético no nos servirá de nada, ya que en unos años tendremos más arrugas y la piel más laxa y caída.

-¿Se subestiman las enfermedades de la piel?

-Siempre. En general, se subestiman las enfermedades. El consumidor de luz ultravioleta nunca piensa en el melanoma. Por eso a veces quiero que piensen más en las arrugas y en el envejecimiento. La prevención primaria, de evitar la luz ultravioleta, sigue siendo un fracaso en España y en el mundo occidental. La gente sigue quemándose. Nos ha ido muy bien la secundaria, ver cuanto antes las lesiones y quitarlas ante el menor riesgo.

«Sabemos que detrás de un bronceado hay una arruga segura»

«Marbella tiene la mayor incidencia de melanoma y Zaragoza la menor»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Hugo Vázquez: «Cada vez vemos más melanomas, pero disminuye su mortalidad»