El nuevo plan antiincendios reorganiza el operativo y apuesta por la vigilancia de los montes con cámaras

Aumentará las horas de trabajo de más de 400 brigadistas fijos discontinuos e incluye octubre en el período de alto riesgo


Santiago

El nuevo plan contra los incendios forestales de Galicia (Pladiga) incorpora significativas novedades para la campaña de este año. No en vano, supone la primera gran reorganización del operativo humano, ya que aumentará las horas de trabajo de los más de 400 brigadistas fijos-discontinuos que hasta ahora solo tenían contratos de tres meses. Estos trabajadores eran el refuerzo de verano, pero este año la Xunta también prevé ampliar a octubre la temporada de alto riesgo, de ahí que necesite contar por más tiempo con este personal, que lleva tiempo reclamando ese aumento de su participación en el dispositivo que les supondrá, evidentemente, mayores ingresos.

En las novedades tecnológicas, la Xunta apuesta decididamente este año por la vigilancia directa y en tiempo real de los montes a través de cámaras de vigilancia. Hasta ahora había tan solo tres operativas, pero esta campaña habrá 34 nuevas, lo que permitirá tener imágenes en directo del 48 % del territorio forestal gallego. «Isto permitirá recibir moita información útil na extinción dos incendios, pero tamén pode ofrecer moita información de vehículos ou persoas sospeitosas de ter provocado o lume», explica el director xeral de Ordenación Forestal, Tomás Fernández-Couto, que hoy mismo presentará el Pladiga al Consello Forestal, trámite obligatorio antes de que lo pueda aprobar el Gobierno gallego.

Esas 34 nuevas cámaras de vigilancia estarán distribuidas por provincias de la siguiente manera: trece en Ourense, ocho en Lugo, siete en A Coruña y seis en Pontevedra. El sistema de vigilancia se complementa con las 44 torres existentes en toda la comunidad y con las cámaras que llevarán instaladas los medios aéreos que actúen en los incendios, que permitirán ofrecer imágenes y fotografías georeferenciadas.

En lo que respecta a los medios que movilizará el Pladiga esta campaña son similares a los de años anteriores, con 5.700 personas vinculadas de forma directa al operativo a las que se sumarán los agentes del Ejército y de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, con lo que los medios personales totales rondarán los 7.000. Además, estarán disponibles unos treinta medios aéreos entre los de la Xunta y los que enviará el Estado, así como 360 vehículos motobomba.

37 concellos rechazan los convenios de prevención y extinción de incendios

xurxo melchor

La Xunta destina 11 millones al año a motobombas, rozas y brigadas municipales

Si algo ha cambiado de forma evidente en lo que se refiere a los incendios forestales que cada año arrasan Galicia es que cada vez con más frecuencia las llamas llegan a núcleos habitados, poniendo en peligro las viviendas e incrementando exponencialmente el riesgo de que haya víctimas humanas. De ahí que la Consellería do Medio Rural intente sumar a los concellos a la lucha contra el fuego, porque esta es una competencia municipal cuando está en suelos urbanos o periurbanos.

Para fomentar esta colaboración Xunta-concellos, el Gobierno gallego cuenta con un convenio de prevención y extinción de incendios en tres modalidades: adquisición de camiones motobomba, rozas de maleza para la limpieza de los terrenos que rodean núcleos habitados y contratación de brigadas. Actualmente, 267 municipios y cinco mancomunidades se han adherido a ellos, pero aún hay 37 que los rechazan. La mayoría de estos, además, están situados en la zona cero del fuego en Galicia, las provincias de Ourense (8) y Pontevedra (22). En A Coruña hay seis ayuntamientos sin convenio y en el polo opuesto está Lugo, con solo uno.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El nuevo plan antiincendios reorganiza el operativo y apuesta por la vigilancia de los montes con cámaras