Los dueños de pisos turísticos quieren aportar al Plan Especial

Denuncian su exclusión y acusan a Noriega de «demagogia»


santiago / la voz

Parejas con uno o dos hijos, 44 años de edad media, y de las que el 42,7 % visitaban por primera vez Santiago para descubrir y disfrutar de su patrimonio histórico y cultural. Este es el perfil de los usuarios de viviendas turísticas en la capital gallega, resultado de más de mil encuestas realizadas por los miembros de la Asociación de Viviendas Turísticas de Galicia (Aviturga), que al tiempo que difunde los resultados de este sondeo, vuelve a marcar distancias respecto a la actuación del gobierno municipal compostelano sobre las viviendas vacacionales y lamenta que el Concello mantenga a los propietarios de las mismas al margen de las reuniones sectoriales para la elaboración del plan de gestión de la ciudad histórica.

Aviturga explica que encuestas como esta sirven al colectivo para seguir trabajando en la formación de sus asociados, «todos ellos propietarios de viviendas turísticas regularizadas», por ser una actividad con influencia directa en el turismo y su objetivo es lograr que «el grado de satisfacción tanto con la calidad del alojamiento como con el trato recibido sea óptimo». De hecho, la encuesta indica que las familias que utilizan estos alojamientos en Santiago destacan tanto el precio como las comodidades que ofrecen.

Los usuarios de los pisos turísticos han valorado también diversos aspectos de la ciudad, entre las que el transporte público y la oferta cultural y de ocio no han superado los 2,5 puntos en una escala de 1 a 5. No obstante, valoran como «excelente» la hospitalidad de los compostelanos, así como la conservación del entorno, y dejan en un aprobado cuestiones como la señalización o los servicios de restauración y comercio.

Al tiempo que reivindica la calidad del servicio que prestan a los turistas, Aviturga incide en que sus asociados «están muy interesados tanto en la revitalización de la zona histórica como en el diseño de una ciudad capaz de aprovechar las sinergias que general el turismo», por lo que reclama su participación en procesos como el de la revisión del Plan Especial.

Dulcinea Aguín, presidenta de Aviturga, considera que el gobierno que preside Martiño Noriega incurre en «demagogia» al comparar la incidencia del turismo vacacional en Santiago con el efecto que tiene en ciudades como San Francisco, Berlín o Barcelona. «No puede dejar de sorprendernos que quienes están al frente del Concello de Santiago realicen afirmaciones como que la vivienda vacacional hace que el alma de las ciudades desaparezca, creo que eso solo esconde un desconocimiento absoluto de este sector y un posicionamiento político importado de otros ayuntamientos gobernados por corrientes políticas afines, sin pararse a analizar que Santiago, y Galicia en general, tienen una identidad propia incomparable con la catalana, la americana o la alemana», añade Dulcinea Aguín, que afirma que en los últimos días la asociación que preside está recibiendo decenas de quejas de asociados de Santiago lamentando la «visión sesgada» que de este tema transmite el gobierno de Compostela Aberta, sobre todo a raíz de la publicación de un informe en el que alude a la existencia de mil viviendas de uso turístico en Santiago, de las que solo 250 se habrían dado de alta.

Los usuarios de las viviendas vacacionales valoran la calidad

y el precio

Mañana, reunión de propietarios

Aviturga ha convocado a los propietarios de viviendas turísticas a una reunión que bajo el título «El alquiler vacacional, clave para el turismo en Santiago», se celebrará mañana, a las 18.00 horas, en el Centro Sociocultural del Ensanche (calle Frei Rosendo Salvado, 16). En este encuentro se analizará toda la problemática y expectativas de futuro del sector.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los dueños de pisos turísticos quieren aportar al Plan Especial