El Concello ayudó el último año a 542 personas con pobreza severa

Concedió 81 rentas básicas, entre 537 y 800 euros al mes


santiago / la voz

El Concello de Santiago tramitó hasta el 31 de diciembre 238 expedientes relativos a la Ordenanza de Garantía Básica Cidadá, con los que aprobó ayudas para 542 personas en situación de pobreza severa.

El principal apoyo fueron 81 rentas básicas. Consisten en una paga mensual, entre 537 y 800 euros. Esta ayuda tiene como marco el IPREM - siglas del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples, un índice empleado en España como referencia para la concesión de ayudas de carácter social- y es incompatible con la Risga -Renta de integración social de Galicia, el salario social que concede la Xunta, de 438 euros-, o con pensiones no contributivas.

La renta básica es de 537 euros si la percibe una persona. Asciende si en la unidad de convivencia son más: 600 euros si son dos personas, 650 para 3, 700 para 4, 750 para 5, y 800 para seis personas. «As condicións para poder percibir a renda básica do Concello son semellantes ás da Risga, aínda que menos restritivas, pois a axuda municipal pode ter compatibilidade con residencia irregular ou certos traballos precarios. Así, se alguén cobra 200 euros por traballos domésticos, o Concello asume a diferenza até os 537 euros, ou o que lle corresponda», indica la edila de Políticas Sociais, Concha Fernández.

«Os 537 euros do IPREM son unha cifra modesta, aínda que superen en cen euros á Risga, que chegou a 192 persoas máis con pobreza severa en Santiago. O horizonte debe ser aumentar as cuantías, para que as persoas que perciban estas axudas teñan un nivel de vida máis digno. Deberían equivaler ao salario medio ou, polo menos, ao salario mínimo interprofesional. Aínda que esa non é unha competencia municipal, senón doutras administracións», agrega la edila.

Otras prestaciones

Además, se aprobaron 157 prestaciones de rescate social; 94 para cubrir necesidades básicas, 40 para manutención, 52 para alojamiento y 2 para contratos de nueva vivienda. Para favorecer la habitabilidad se aprobaron 37 más: 13 para equipamientos básicos de la vivienda, 19 para afrontar deudas relativas al alojamiento habitual, y 5 asociadas a pobreza energética (suministro de luz y gas). Dos prestaciones fueron complementarias a la dependencia o discapacidad; 5 para gastos excepcionales; 6 para educación obligatoria de menores; y 7 para salud bucodental. Hubo quienes se beneficiaron de más de una ayuda, y podían pedirlas también las personas sin hogar. La edad media de quienes percibieron las ayudas fue de 47 años (82 años la persona más vieja y 19 la más joven); 150 eran mujeres y 88 varones; 175 personas de nacionalidad española y 63 extranjeras; y de estas últimas, 21 se hallaban en situación irregular.

Concha Fernández señala que se detecta como la pobreza severa aumenta en Santiago, entre personas en paro, al dejar de cobrar prestaciones de desempleo.

150

Mujeres

De 238 personas beneficiarias, eran mujeres el 63 %.

63

Extranjeras

Estaba en situación irregular 21 . Y 175 eran españoles.

46

Edad media

El solicitante más viejo tenía 82 años y el más joven 19.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Concello ayudó el último año a 542 personas con pobreza severa