La muerte de Carmen Franco obliga a reiniciar la demanda de las esculturas del Mestre Mateo

El Ayuntamiento trabaja ahora en el trámite de identificación de todos los herederos

.

santiago / la voz

La demanda interpuesta por el Concello de Santiago y ratificada por el juez de Madrid no le llegó a tiempo a Carmen Franco Polo, que falleció el 29 de diciembre. El hecho es un contratiempo para la administración local, que a instancias del juzgado madrileño debe reformular ahora la documentación con los herederos de la familia del dictador.

Carmen Franco, ya postrada por la gravedad de la enfermedad que padecía, no llegó a recoger el escrito judicial. El óbito de la matriarca de la familia no impide la continuidad del proceso, pero hay que reiniciar la demanda con los nombres de los nuevos destinatarios. En esa tarea está ahora mismo el Ayuntamiento, que debe identificar uno por uno a todos los herederos. Y son muchos, según indica el gobierno local, que asume que «hai que identificalos a todos» para la validez del expediente judicial.

Obviamente, esta actuación representa un retraso en la andadura judicial, cuyo final no se verá antes de un año. No obstante, está dado el paso importante de la admisión a trámite de la demanda por el titular del Juzgado de Primera Instancia número 41 de Madrid, que instruirá el caso.

La muerte de Carmen Franco podría suponer a priori un cambio en la forma de proceder de la familia, aunque no se espera. De hecho, no hubo ningún contacto ni antes ni después del fallecimiento. Por otra parte, la querella está en marcha.

Y lo está mientras las esculturas de Abraham e Isaac continúan en Compostela, formando parte de la exposición Maestro Mateo que se exhibe en el pazo de Xelmírez. Ello ha propiciado que el Ayuntamiento avanzase la posibilidad de pedir como medida cautelar que las esculturas no salgan de Santiago. Esa era, además, la cláusula que firmó el Concello de Santiago cuando le adquirió las piezas al conde de Ximonde.

La solicitud de esa medida cautelar llegó a darla como cierta el gobierno compostelano, pero la muerte de la señora Franco influye en todo este proceso y no es seguro que se reclame la permanencia de las estatuas en Santiago. No obstante, el gobierno municipal resalta que todavía no hay nada decidido.

Esa exposición estará abierta hasta el 23 de febrero. De presentarse la solicitud, tendría que hacerse con la suficiente antelación. Las esculturas de Abraham e Isaac están siendo centro de atención para muchos visitantes.

Una iniciativa respaldada por las principales instituciones ante las evidencias

El Ayuntamiento ha encontrado en la interposición de la demanda contra la familia Franco el respaldo de Xunta y los parlamentos español y gallego. Tras concederle un plazo a los Franco para que emitiese una respuesta en torno a la devolución de las esculturas, que no se produjo, el Ayuntamiento encauzó la vía judicial el pasado mes de noviembre.

Las investigaciones realizadas en el archivo municipal pusieron en evidencia la adquisición por el Concello de las dos estatuas al conde de Ximonde. Y esas esculturas fueron a parar a las manos de Francisco Franco y Carmen Polo en la época del alcalde Otero Aenlle sin ningún documento que avale esa cesión, que por otra parte no podía efectuarse por tratarse de bienes de dominio público que no se pueden vender, ni ceder, ni donar.

Las evidencias del expediente alientan el optimismo en Raxoi en la recuperación de las piezas, que se ubicarían en la Catedral.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La muerte de Carmen Franco obliga a reiniciar la demanda de las esculturas del Mestre Mateo