Los colectivos de la ciudad acogen con recelo la AP-9 y el recorte del coste del orbital

La Voz SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO CIUDAD

PACO RODRÍGUEZ

Consideran que la ampliación de la autopista no resuelve los atascos en los accesos sin el enlace

03 ene 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

La autopista, con los carriles de la ampliación, funcionará hoy con total normalidad en todo el trayecto, incluyendo las zonas aún pendientes. Precisamente el tránsito por el vial renovado está dejando ver, a juicio de los colectivos sociales y empresariales, un problema temido: el embotellamiento de los accesos. Y todos ponen los ojos en el enlace orbital. Esta conexión, entre tanto, sigue suscitando recelos, sobre todo a raíz del recorte anunciado por Mariano Rajoy, que hoy inaugurará las obras de la AP-9.

«La ampliación de la AP-9 viene bien. Es una obra de envergadura para años», dice el presidente del Club Financiero, Roberto Pereira. Pero a renglón seguido explicita una segunda parte más negativa: «Aunque la AP-9 ampliada ya se viene utilizando casi al 100 %, seguimos teniendo el embotellamiento que dijimos reiteradamente, que no se soluciona con la ampliación de la AP-9».

Por otra parte, hoy solo los que vienen de Vigo para ir hacia el aeropuerto son los privilegiados, según Pereira: «Los de la dirección contraria, no».