Rosaura Leis aconseja que los padres sean modelos de buena alimentación

Los primeros mil días pueden ser decisivos para ayudar a paliar la pobreza, afirma


santiago / la voz

La pediatra Rosaura Leis aconseja que los padres sean modelos de buena alimentación cuando su hijo empieza a sentarse a la mesa, a partir del año de vida. Y para conseguirlo deben seguir las recomendaciones que les da su pediatra, afirmó. Esta especialista del CHUS, donde coordina la unidad de gastroenterología y nutrición pediátrica, y profesora de la USC, intervino en el ciclo Charlas saudables en Santiago, que organiza La Voz de Galicia.

Leis defendió que «mejorar la nutrición de las madres y de sus hijos es una de las medidas más coste-efectiva y de mejor impacto para paliar la pobreza y para el desarrollo sostenible. Supone una ventana de oportunidad en los primeros mil días, desde la gestación hasta el final del segundo año». Mejorar la nutrición en esa etapa, enfatizó, «puede tener un impacto sobre los cambios en los hábitos de vida de la salud futura y ayudar a romper el ciclo de la pobreza».

Resaltó que, de las seis metas globales señaladas como objetivo por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el 2012 «cuatro están relacionadas con el crecimiento en la edad infantil». Entre ellas se refirió a la importancia de «reducir el 30 % el bajo peso al nacer; que no aumente el sobrepeso en los niños; o reducir en un 40 % el retraso del crecimiento y talla baja en menores de 5 años».

Para conseguirlo, valoró la necesidad de «aumentar la lactancia materna exclusiva en los seis primeros meses de vida; y reducir al 50 % la anemia en las mujeres en edad reproductiva». Agregó que «conseguir una buena alimentación de la mujer en la edad fértil es importante para una buena salud de su hijo».

Los factores medioambientales, en especial una buena alimentación, estilos de vida saludables y actividad física suponen un 80 % para gozar de buena salud, frente a la influencia genética, más limitada, que representa como máximo un 20 %. De ahí el interés en intervenir lo antes posible para favorecer esos buenos factores medioambientales, pues si se consigue se van a prevenir enfermedades no transmisibles, como la diabetes, obesidad, hipertensión, o males cardiovasculares, manifestó.

Propone que las escuelas infantiles enseñen a jugar y que tengan espacios para hacerlo

Rosaura Leis destacó que se imparta en secundaria una materia de estilos de vida saludables. Defendió que debería introducirse antes y propuso que incluso a los niños en las escuelas infantiles se les enseñe a jugar y se les ofrezcan espacios para hacerlo.

Esa es, indicó, la mejor manera de prevenir la obesidad, que se caracteriza por «un incremento de grasa corporal y un déficit de nutrientes, de vitamina D, de calcio o de hierro»

Se refirió a la obesidad como «la epidemia global, el nuevo síndrome mundial. Tanto es así que la oficina para Europa de la OMS ha dicho que 1 de cada 3 niños de 11 años presentarían sobrepeso y obesidad. Ante esta situación, la intervención de los pediatras es importante, porque el riesgo que tiene el niño obeso de convertirse en adulto obeso es muy elevado. Y mucho más elevado cuanto más tardía es la obesidad; si el obeso es un adolescente, el riesgo es prácticamente del 95 %. Es además una patología que se relaciona hoy con todas las principales causas de enfermedad y muerte en el mundo occidental» y que se ha convertido asimismo en «la mayor discriminación social».

Defendió la coordinación entre administraciones, escuela, profesionales sanitarios, industrias y medios de comunicación para alcanzar el objetivo de una alimentación más saludable.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Rosaura Leis aconseja que los padres sean modelos de buena alimentación