Rosaura Leis ofrece esta tarde pautas para la alimentación en los mil primeros días de vida

La pediatra participa en el ciclo Charlas Saudables en Santiago. A las 20 horas, en Afundación (Rúa do Vilar, 19) con entrada libre y gratuita


santiago / la voz

Rosaura Leis, coordinadora de gastroenterología y nutrición pediátrica del Hospital Clínico Universitario de Santiago, ofrece esta tarde pautas para una adecuada alimentación en los mil primeros días de vida. Lo hará en el ciclo Charlas Saudables en Santiago, que organiza La Voz de Galicia. Su intervención es a partir de las 20.00 horas, en la sede de Afundación Santiago, en el número 19 de la rúa do Vilar, con entrada libre y gratuita.

La charla tiene como título A alimentación nos primeiros mil días. Unha oportunidade para a saúde do adulto. Al final, responderá a preguntas que le plantee el público asistente sobre el asunto.

Rosaura Leis defiende la necesidad de una buena alimentación, desde el momento de la concepción hasta el final del segundo año de vida. Incluso influyen los hábitos que haya tenido la madre durante el período fértil.

Para esta pediatra y profesora de la USC, una adecuada nutrición en ese período es una ventana de oportunidad para la prevención a corto, medio y largo plazo, porque la alimentación en ese momento, dice, deja una huella metabólica que va a condicionar de qué enferma el niño, e incluso de qué enferma y muere el adulto. Condiciona el desarrollo en edades posteriores de problemas de salud como la obesidad, la hipertensión arterial, el colesterol elevado, la diabetes e incluso algunos tipos de cáncer.

Adquisición de hábitos

Además, considera que es un momento muy relevante para la adquisición de unos hábitos de vida saludables, pues si la niña o el niño adquieren unos conocimientos adecuados para su alimentación en la infancia, es más probable que los mantengan durante su vida adulta. Leis defiende la lactancia materna como principal alimento en los seis primeros meses de vida. Desde entonces deben empezar a introducirse los restantes alimentos, aunque la leche siga como alimento central.

A partir del año de vida se recomienda que el niño o la niña se sienten a la mesa familiar. Y a partir de ahí deben seguirse las recomendaciones de la pirámide nutricional de la dieta atlántica.

Para conseguirlo, esta especialista e investigadora, autora de una importante producción científica sobre el tema, aconseja el consumo de cereales, a poder ser integrales, todos los días. También las frutas, las verduras o el aceite de oliva, además de los lácteos, deben tener presencia diaria en la dieta. Recomienda introducir pescados a poder ser tres días a la semana. Y que sean excepcionales los embutidos, la bollería industrial, los productos ricos en sal y en grasas saturadas o en ácidos grasos trans y en azúcares añadidos.

No hacerlo así es la causa de que en el hospital se vean con frecuencia, sobre todo en los últimos 20 años, niños y niñas con déficits de nutrientes a causa de de dietas inadecuadas y de estilos de vida que favorecen el sedentarismo en vez de la necesaria actividad física. Eso lleva al sobrepeso y a la obesidad y tiene como consecuencia problemas de salud muy serios, insiste.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Rosaura Leis ofrece esta tarde pautas para la alimentación en los mil primeros días de vida