Marchan contra la violencia machista «que nos avergoña como sociedade»

La Xunta apela a la «unidade e o consenso» en una declaración institucional leida en el Obradoiro

El Camino del respeto Centenares de personas participaron este domingo en un recorrido reinvindicativo que partió del Monte do Gozo y finalizó en la praza do Obradoiro donde se leyó un manifiesto por la igualdad

santiago / la voz

Las administraciones públicas y la sociedad en su conjunto deben persistir «na busca de solucións eficaces para a protección das vítimas, a persecución dos autores, pero sobre todo na prevención deste delito que ano a ano nos avergoña como sociedade». Así concluía una declaración institucional de la Xunta, leída a primera hora de la tarde de ayer en el Obradoiro, dentro de los actos conmemorativos del Día Internacional da Eliminación da Violencia contra a Muller.

Fue al finalizar una caminata, que comenzó sobre las 11.30 en el Monte do Gozo, y que acabaron más de cien personas. Participaron representantes políticos como Miguel Santalices y Ana Pastor, que presiden el Parlamento de Galicia y el Congreso de los Diputados; el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda; la secretaria xeral de Igualdade, Susana López Abella, que fue quien dio lectura al documento; el delegado de la Xunta en la provincia, Ovidio Rodeiro; o los ediles Agustín Hernández y María Corral.

También participó la asociación Aiesec, de estudiantes de la USC, y dos de sus representantes, Eva Tato y Ángel Fraga, leyeron en el Obradoiro otro texto, de apoyo a la marcha y a la reivindicación de la jornada.

«A unidade e o consenso son fundamentais para poder ter éxito na loita contra esta secuela social», enfatiza la declaración institucional de la Xunta. «Combater todo acto de violencia baseado na pertenza ao sexo feminino que teña ou poida ter como resultado un dano ou sufrimento físico, sexual, psicolóxico ou prexuízo económico para a muller, tanto na vida pública como na vida privada, debe ser unha cuestión de Estado, xa que a violencia contra a muller constitúe unha violación dos dereitos humanos e as liberdades fundamentais», agrega.

Resalta asimismo que «a eliminación da violencia contra as mulleres é un reto de toda a sociedade. Unha tarefa conxunta, que require unha actuación unitaria e a máxima coordinación, colaboración e cooperación, sempre desde o respecto ao réxime de distribución competencial, nas accións que se desenvolven». En la alocución se hizo además referencia a diversos acuerdos institucionales sobre este tema.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Marchan contra la violencia machista «que nos avergoña como sociedade»