Las obras en la catedral de Santiago obligarán a trasladar la misa matinal del peregrino a otro templo

Las restricciones comenzarán en el 2018 y también afectarán al funcionamiento del botafumeiro cuando se actúe en el transepto

.

la voz

La rehabilitación interior de la catedral de Santiago obligará a restringir el aforo y los horarios del culto en la basílica en el 2018. Todavía se desconoce a que altura del año comenzarán esas limitaciones, pero sí se asume que cuando lleguen afectarán al culto matinal de lunes a viernes, que tendrá que anularse, aunque la misa del peregrino de mediodía se trasladará a la vecina iglesia de San Francisco, dotada con un amplio aforo. Los fines de semana el templo apostólico recuperará esa actividad con los horarios actuales.

El culto vespertino, también con misa del peregrino, se mantendrá, salvo casos muy puntuales, durante todo el período de obras, según el programa de intervenciones que esta mañana presentaron en la propia catedral el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez; la directora xeral de Patrimonio, María del Carmen Martínez; y el presidente de la Fundación Catedral, Daniel Lorenzo. 

El proceso de restauración también impedirá el funcionamiento del botafumeiro cuando las obras lleguen al transepto, aunque en paralelo a la programación de las intervenciones rehabilitadoras, la catedral ha diseñado un plan informativo para divulgar la afectación puntual de las obras a través de Internet con suficiente antelación. Salvo momentos muy puntuales, se mantendrá también la visita para el abrazo al Apóstol y a la cripta en su horario habitual. Porque, pese a la amplia intervención que todavía resta en el templo hasta el 2021, se trata de mantenerlo abierto en todo momento.De hecho, proseguirán las visitas a la basílica, incluso con horarios ampliados cuando no haya culto matinal, toda vez que la misa del peregrino las impide a mediodía. 

Votación
6 votos
Comentarios

Las obras en la catedral de Santiago obligarán a trasladar la misa matinal del peregrino a otro templo