Retiran el cierre de la casa okupa que provocó una tormenta política en Santiago

Margarita Mosteiro Miguel
Marga Mosteiro SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO CIUDAD

Xoán A. Soler

Tres obreros están tirando los bloques colocados tras el desalojo del inmueble de la Algalia

26 oct 2017 . Actualizado a las 12:05 h.

Tres trabajadores están retirando los bloques de hormigón, que fueron colocados en la casa okupada de la rúa da Algalia de Arriba, en Santiago, después de que fuera desalojada hace unos meses. Tras inspecciones de los técnicos, el Concello había ordenado que se retirase ese cierre al considerar que no cumplía la normativa del casco histórico. La retirada, iniciada esta mañana a primera hora, sorprendió a vecinos y comerciantes de la zona.

Esta medida era obligada para los propietarios del inmueble, después de que el Concello compostelano decretase que el cierre con bloques de hormigón contravenía la normativa del casco monumental. Por ello, el gobierno local abrió un expediente de reposición de la legalidad urbanística que ahora supone la eliminación del tapiado y su ajuste al Plan Especial. La casa blasonada sita en el número 11 de la Algalia de Arriba está catalogada y tiene un nivel de protección 2. Una de las propuestas autorizables para reducir el impacto visual del tapiado es realizar el cierre de los huecos de las fachadas por la cara interior de las carpinterías de las puertas y ventanas, y no por la parte exterior como estaba hasta ahora.

El tapiado del inmueble se llevó a cabo por orden judicial el 30 de mayo y desató una tormenta política al rechazar el gobierno municipal de Compostela Aberta tanto la forma como el fondo de esta actuación, consecuencia de un procedimiento promovido ante la Justicia por los legítimos propietarios del inmueble para desalojar a los okupas, agrupados en el colectivo denominado Escarnio e Maldizer, que desde hacía tres años mantenían actividad en la casa. El desalojo dio lugar a movilizaciones del movimiento okupa y a graves enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.