Una vía de encuentro frente a encrucijadas

Santiago se reafirma como meta de un itinerario cultural que estrecha los lazos de la vieja Europa


santiago / la voz

«Es tiempo de encrucijadas para Europa y para España», reconoció Eladio Fernández en el discurso que pronunció ayer en el Hotel Monumento San Francisco. Lo hizo en representación del Consejo de Europa, que hace treinta años aprobó la declaración del Camino de Santiago como primer itinerario cultural europeo. Le escuchaba Marcelino Oreja, que fue quien aquel 23 de octubre de 1987 pronunció en el Hostal dos Reis Católicos el discurso de su proclamación.

El acto institucional en recuerdo de aquella primera piedra de los puentes que construyeron la Europa moderna fue una reafirmación de los valores que promovieron la Unión Europa y el Camino de Santiago como «espazo privilexiado de encontro», «espiritualidade», «emoción» o «diálogo entre culturas». Porque esos fueron los mensajes que predominaron en los discursos de un encuentro presidido por Núñez Feijoo y en el que estuvieron también el alcalde de Santiago, el delegado del Gobierno, el presidente del Parlamento y otras muchas personalidades; incluso las ausentes, porque Marcelino Oreja -que recibió la medalla del Consejo de Europa- quiso recordar con especial cariño a quienes le acompañaron como artífices de aquel empeño: al entonces alcalde de Santiago, Xerardo Estévez, y sus asesores en el Consejo de Europa, el hoy ministro Íñigo Méndez de Vigo y José María Ballester.

Fue Martiño Noriega el que recordó que de los 3.000 peregrinos de aquel año se pasó a los 300.000, de tal manera que «por cada uno del 87, hoy tenemos más de cien», una buena cifra para mirar hacia el Xacobeo del 2021.

Marcelino Oreja habló al público con la misma emoción que entonces y ratificó que con Europa y con los caminos que la recorren se había creado «una sociedad fundada en la tolerancia». Fue Eladio Fernández el primero que hizo referencia a los peligros que amenazan hoy en día esos valores: «Parece que Europa duda de su propio destino», por lo que animó a mirar al cielo de Compostela «y dejar que las estrellas despejen el camino».

El presidente de la Xunta tampoco eludió esos conflictos y dijo que «en esta nueva encrucijada europea tenemos que aprender de la experiencia de una peregrinación incesante».

Hoy, Europa reconoce 30 caminos que pasan por 50 países. Pero en Santiago empezó todo.

LA MÚSICA DEL CAMINO VIBRÓ EN LA CATEDRAL

El broche de oro a una jornada cargada de mensajes, historia y espiritualidad lo puso Amancio Prada con su primer concierto en la Catedral de Santiago, donde actuó en compañía de la Escolanía de la basílica y los Nenos Cantores de la Sinfónica de Galicia, 80 voces. Además de interpretar versos de Rosalía, de la poética compostelana de Lorca y del Cántico espiritual de San Juan de la Cruz, recreó el Don Gayferos de Mormaltán, romance recogido de la tradición popular que narra una peregrinación a Santiago. 

 MEDIO CENTENAR DE EXPERTOS DEBATEN SOBRE LA HERENCIA DE LA RUTA XACOBEA

Los actos de conmemoración de la proclamación del Camino de Santiago como itinerario cultural europeo se desarrollarán a lo largo de tres jornadas con un seminario internacional como hilo conductor. Organizado por la Cátedra del Camino de Santiago y de las Peregrinaciones de la USC en colaboración con el Grupo Compostela de Universidades, reunirá a medio centenar de expertos y estudiantes que participarán en ponencias y debates en los que se abordarán los aspectos jurídicos, sociales y culturales de la Ruta Xacobea y de los Caminos de Santiago como vehículo de comunicación de las diferentes culturas del viejo continente.

Ayer fue la jornada inaugural y la directora de la Axencia Galega de Turismo, Nava Castro, apeló a la memoria de uno de los símbolos más universales de Galicia para «repasar el proceso de su identidad». A los contenidos del programa se refirió Teresa Carballeira, secretaria ejecutiva del Grupo Compostela, quien subrayó la importancia de las personalidades que participarán en el foro de carácter internacional.

El concejal del Área de Espazos Cidadáns de Santiago, Jorge Duarte, se refirió a la necesidad de involucrar a todas las administraciones en el Camino y de hacer ver a los ciudadanos la importancia de conservar su rico patrimonio, mientras que la vicerrectora de Internacionalización de la USC, Almudena Hospido, apeló al nexo que desde siempre hubo entre la Universidade y la Ruta Xacobea, presente «en nuestra actividad cotidiana».

Al acto acudió también Marcelino Oreja, que fue galardonado con el premio internacional Grupo Compostela-Xunta de Galicia y que decidió donar su cuantía (6.000 euros) a Aldeas Infantiles SOS Galicia, un gesto que agradeció la directora de calidad de la oenegé, Felisa Carrera, y que jugará en favor de los menores por los que vela la entidad.

Votación
0 votos
Comentarios

Una vía de encuentro frente a encrucijadas