Nuevas pintadas en un lavadero rehabilitado de la senda del Sar

Hace unos meses los vándalos se cebaron con las esculturas de O Paxonal

.

santiago / la voz

Los gamberros no entienden ni de días festivos y cualquier ocasión les vale para atentar contra el patrimonio de todos, con una especial querencia por las estructuras que salpican la senda del Sar. Hace unos meses, la emprendieron con las esculturas de O Paxonal y ahora, con un lavadero que hay al final del sendero, cerca de Conxo, rehabilitado hace poco. Ayer apareció lleno de pintadas.

Votación
2 votos
Comentarios

Nuevas pintadas en un lavadero rehabilitado de la senda del Sar