El Bloque reprocha a Noriega que el Concello compre porras extensibles para la Policía Local

Exige a Compostela Aberta que revoque el contrato de adquisición


santiago / la voz

El gobierno local de Compostela Aberta aprobó en la junta que celebró el pasado día 22 la adquisición para la Policía Local de Santiago de 21 porras extensibles con un coste de 4.725 euros y de otras once semirrígidas con tahalí por 275 euros. El acuerdo, suscrito por el concejal de Medio Ambiente y Convivencia, Xan Duro, y la de Economía y Hacienda, María Rozas, ha levantado duras críticas por parte del Bloque Nacionalista Galego (BNG), que considera que el grupo del regidor se está saltando un acuerdo plenario por el cual se aprobó que el Concello no consintiese el uso de material antidisturbios por considerarlo peligroso.

Los nacionalistas exigen a Noriega que dé marcha atrás y revoque esa compra de porras para la Policía Local, porque consideran que se está incumpliendo el acuerdo plenario del 20 de julio del 2017 contra el uso de material antidisturbios en la ciudad, al que concedió su apoyo el grupo de Compostela Aberta. La propuesta partió del BNG y recibió el voto en contra del Partido Popular, mientras que el PSdeG-PSOE optó por abstenerse.

El Bloque justificaba su moción alegando que las porras pueden provocar la fractura de costillas, contusiones cervicales y traumatismos craneoencefálicos «como recoñecen sentenzas que describen lesións producidas por membros de forzas de seguridade co seu uso», señala el grupo que lidera Rubén Cela.

Las manifestaciones okupas

Aquel acuerdo contra el uso de material antidisturbios en Santiago por parte de cualquier cuerpo policial llegó al pazo de Raxoi al calor del desalojo de un grupo okupa de una casa de la Algalia que derivó en violentos disturbios por parte de este colectivo. En las manifestaciones hubo incluso seis policías nacionales con heridas graves y Compostela Aberta y el BNG se mostraron críticos con la actuación de las fuerzas de seguridad pese a que sus intervenciones fueron absolutamente proporcionadas.

Aquella falta de apoyo a la Policía Nacional ha motivado que el principal sindicato del cuerpo, el SUP, vaya a ausentarse de la fiesta de los Ángeles Custodios para no compartir el acto con Compostela Aberta y el BNG. De dar marcha atrás a la compra de porras, el gobierno local se enfrentaría a la Policía Local, ya que el cuerpo municipal necesita este material para poder hacer su trabajo con la corrección y seguridad necesarias.

Valoración del alcalde

Pese a haber dado su apoyo a aquella moción del BNG que en realidad censuraba a la Policía Nacional por haber desalojado al grupo okupa de la Algalia, el alcalde compostelano sí ha pedido que la Unidad de Intervención Policial (UIP) se mantenga en Santiago más allá de este mes, cuando estaba previsto su repliegue. Martiño Noriega formalizó la petición en la última Junta Local de Seguridad -celebrada la semana pasada- y todo apunta a que la Delegación del Gobierno dejará al grupo de élite al menos en octubre ante la amenaza del terrorismo yihadista.

Evitar complicaciones

Una de las reivindicaciones que están sobre la mesa es la de la presencia permanente de la UIP en Santiago, ya que la unidad desplegada en la ciudad tiene que ir y venir todos los días desde A Coruña o Vigo, donde están sus sedes. El Sindicato Unificado de Policía reivindica que en Santiago se cree una base permanente de las unidades de intervención, pero el alcalde, Martiño Noriega, considera que resultaría ahora más operativo lograr que la UIP no se retire de la ciudad. El argumento del regidor es que la creación de un grupo específico en Compostela sería más complicado.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Bloque reprocha a Noriega que el Concello compre porras extensibles para la Policía Local