Los incendios de contenedores se trasladan al casco histórico

Arden cuatro depósitos de residuos orgánicos en una hora

.

santiago / la voz

Los incendios de contenedores, que este verano trajeron de cabeza a los bomberos y a la Policía Local, regresaron ayer, y lo hicieron al casco histórico y al barrio de San Pedro. Cuatro contenedores ardieron casi al mismo tiempo en tres puntos distintos de la zona noble de Santiago, pero no muy alejados entre sí.

Como si de un recorrido planificado se tratara, el fuego se desató frente a la sede del Consello Social, en la Costa da Conga; junto a la cocina económica, en la praza de Irmán Gómez; y al lado de la iglesia de San Pedro, en la calle que conduce al Seminario de Belvís. No ha trascendido si los fuegos fueron intencionados y si están relacionados con los que se registraron este verano en Fontiñas, Vista Alegre y Almáciga, pero teniendo en cuenta las circunstancias no parece fácil que se hayan producido cuatro despistes casi al mismo tiempo para poder justificar los incendios. Los fuegos comenzaron poco antes de las seis de la tarde y sobre las siete ya habían sido extinguidos por los miembros del parque de bomberos, que tuvieron que dedicar todos sus efectivos a estos actos vandálicos.

La rápida actuación de los bomberos, y sobre todo, la alerta casi inmediata de los vecinos permitió que en todos los casos se pudieran sofocar las llamas antes de que los contenedores quedaran totalmente destruidos o se extendiera a otros elementos del entorno.

En la rúa de San Pedro el fuego afectó solo a parte de los residuos de cartón depositados en el contenedor de orgánicos. En la praza Irmán Gómez quedaron rastros del plástico derretido de un contenedor sobre la piedra y otro presentaba algunos daños. En la Costa da Conga, el depósito de orgánicos dañado fue retirado del lugar, pero el fuerte olor a plástico quemado delataba lo sucedido.

En todos los casos, los incendios afectaron solo a contenedores de residuos orgánicos. Una diferencia con respecto a los anteriores, en los que los pirómanos se cebaron con los depósitos de recogida selectiva de papel. Hasta ahora, los incendios afectaron en varias ocasiones a contenedores situados en la rúa Ulpiano Villanueva, en el barrio de Vista Alegre, junto a la escuela de idiomas. En este lugar, la empresa de recogida de residuos repuso los contenedores, que fueron nuevamente incendiados.

Durante el mes pasado también se registraron fuegos en la avenida Castelao, donde ardió el contenido de un contenedor subterráneo de papel. En Almáciga se provocó un fuego en el contenido de papel de un recipiente de la rúa Touro, que quedó parcialmente destruido, aunque continúa en el lugar.

Votación
2 votos
Comentarios

Los incendios de contenedores se trasladan al casco histórico