Los vecinos de Brandía reiteran que irán al juzgado si se obvian sus alegaciones a la gasolinera

Insisten en que el estudio de incidencia ambiental que elaboró la Xunta es «deficitario»


santiago / la voz

Los vecinos de Brandía están dispuestos a recurrir a los tribunales para reclamar que la Xunta atienda sus alegaciones contra el visto bueno dado al estudio de incidencia ambiental de la gasolinera de Gasexpress, que tiene previsto instalarse en una parcela de esa urbanización. Una de las portavoces vecinales aseguró ayer, en respuesta al representante de la empresa, que el proceso está todavía en una fase inicial, y reiteró que el estudio ambiental es «deficitario», porque no contempla cuestiones como la proximidad al gasoducto ni los problemas de ruidos, ni tampoco el impacto que tendrá el agua del túnel de lavado sobre la red de alcantarillado y la depuradora.

Los vecinos subrayaron que la Xunta rechazó la alegación del presidente de la comunidad de propietarios por un tecnicismo. Mientras el Ejecutivo estima que, al tratarse de una persona jurídica, debió presentar la alegación por vía telemática, los vecinos defienden que la comunidad no tiene personalidad jurídica, y por ello fue presentada también a título personal. La portavoz considera que el rechazo de esta alegación les crea «indefensión».

Los residentes discrepan con el portavoz de la empresa, que ayer aseguró en este periódico que su proyecto cumple la normativa urbanística. Y también rebaten su apreciación de que los vecinos tenían que saber que era una parcela de uso terciario. En este sentido, la portavoz consultada explicó que la gasolinera solo podría instalarse si estuviera ligada a un centro comercial. Los vecinos confían en que el Concello atienda por ello sus alegaciones contra la licencia. Esperan que Raxoi realice todos los informes de impacto ambiental que, según ellos, no se hicieron hasta ahora, y que tendrían que analizar tanto cuestiones ambientales como de ruido y de tráfico.

Los vecinos de Brandía han solicitado una reunión con el alcalde y con el concejal de Urbanismo para trasladarles sus apreciaciones en relación con el proyecto de la empresa valenciana.

El PP pide rigor

Por su parte, Alejandro Sánchez Brunete, edil del PP, indicó que la licencia para instalar la gasolinera «no depende de la voluntad del Gobierno, sino de la normativa». Sin embargo, al producirse alarma social, el concejal pidió que se revisará el expediente de forma «cuidadosa y rigurosa».

Votación
0 votos
Comentarios

Los vecinos de Brandía reiteran que irán al juzgado si se obvian sus alegaciones a la gasolinera