Raxoi deberá readmitir al personal que despidió de la Oficina de Rehabilitación

El BNG había trasladado su preocupación por el desmantelamiento del centro de trabajo


santiago / la voz

Una sentencia judicial obliga al Concello de Santiago a readmitir e indemnizar al personal que fue despedido de la Oficina de Rehabilitación, según aseguró ayer el portavoz municipal del Bloque Nacionalista Galego (BNG), Rubén Cela. El líder de la formación frentista señaló que «nunha cidade como Santiago deben ser absoluta prioridade as políticas de rehabilitación, por iso o BNG preguntará por esta sentencia no pleno de setembro».

Para Cela, las políticas de rehabilitación que emprende Raxoi son de vital importancia porque inciden en la conservación del patrimonio histórico y en la mejora de la calidad de vida de los vecinos, tanto en lo referido a la vivienda como a la mejora de espacios públicos. También, añade el portavoz del BNG, suponen un elemento de reactivación económica y creación de empleo en uno de los sectores más castigados por la crisis.

El líder de los nacionalistas compostelanos recordó que, en mayo del año pasado, ya trasladaron al pleno su preocupación por el desmantelamiento de la Oficina de Rehabilitación, dado que se había despedido a cuatro de los cinco trabajadores que integraban este departamento. En ese momento, el Concello alegó que había terminado el programa por el que habían sido contratados «a pesar de que non era a primeira vez que iso acontecía e de que sempre se atopou unha solución para manter o servizo», explica Cela. La suspensión de la actividad se hizo además en un momento en el que, según el Bloque, la oficina estaba a pleno rendimiento tramitando ayudas, con plazos abiertos y sin disponer de otro servicio especializado que asumiese esta función. «O resultado práctico é que hoxe existe unha xefatura de servizo mais non existe o servizo», señala Rubén Cela.

Treinta años de servicio

La Oficina de Rehabilitación del Concello de Santiago entró en funcionamiento hace treinta años, durante el mandato de Xerardo Estévez como alcalde de la ciudad. Según el BNG, el despido de los cuatro trabajadores contra el que ahora se ha pronunciado la justicia ha puesto en peligro subvenciones por valor de 800.000 euros de fondos externos repartidos en las ARI (Área de Rehabilitación Integrada) de Pontepedriña, Vista Alegre y el caso histórico. En esta última zona también estaban pendientes en su momento 150.000 euros en ayudas a las carpinterías.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Raxoi deberá readmitir al personal que despidió de la Oficina de Rehabilitación