Más de 8.500 escolares vuelven a clase en Santiago, con una matrícula estable

El viernes será el turno para más de 6.000 estudiantes de secundaria de la ciudad

.

Santiago / la Voz

Se acabaron las mañanas de asueto y el estirar el momento de irse a la cama. Arrancó el curso escolar y con él los horarios, la vuelta a la rutina y, como no, el reencuentro con los compañeros, con las mochilas y con los profes. Ayer volvieron a las aulas en el municipio de Santiago 8.511 pequeños de educación infantil, primaria y especial en los centros sostenidos con fondos públicos. Es una cifra prácticamente idéntica a la del curso pasado, en donde las estimaciones rondaban los 8.580, por lo que la matrícula se ha mantenido prácticamente estable en los colegios concertados y públicos.

En el día de arranque tocaron las visitas institucionales. Hubo dos. La del conselleiro de Educación, Román Rodríguez, quien eligió este año el López Ferreiro y a donde acudió acompañado por el alcalde, Martiño Noriega, y el concejal de Educación, Manolo Dios; y la realizada al CEIP Lamas de Abade, a donde solo se desplazaron las autoridades locales. Y tanto en uno como en otro, cierto es, la mayoría de los niños estaban más contentos por ver a sus amiguitos que tristes por decir adiós a las vacaciones.

En apenas cuatro días, el próximo viernes, regresarán también los estudiantes de secundaria, bachillerato y ciclos formativos. En total serán en la ciudad 14.726, según los datos provisionales de la Consellería de Educación, en los centros sostenidos con fondos públicos. Con la vuelta a las clases regresaron también el servicio de comedor y el de madrugadores. Precisamente uno de los temas más polémicos del inicio de curso ha sido el de la adjudicación de los comedores escolares. El portavoz del BNG, Rubén Cela, le recordó al alcalde que pudo haber aprovechado el encuentro con el conselleiro de Educación para reclamar que la Xunta asuma este servicio, «xa que está a eludir as súas funcións de xeito indefinido». También criticó que la escuela infantil de Salgueiriños, investigada en la operación Pokémon, esté sin contrato desde el pasado mes de abril. El portavoz del PSdeG, Paco Reyes, aludió también a los comedores, acusando al gobierno local de «falta de proxecto», y lamentó que haya centos donde todavía es necesario llevar a cabo obras de mantenimiento, como el Quiroga Palacios o Fontiñas.

Por su parte el regidor compostelano explicó durante la visita al López Ferreiro que existe «boa sintonía e respecto institucional entre as administracións, que queda patente nesta visita conxunta no primeiro día de curso». Este verano, añadió Noriega, se realizaron obras de mantenimiento por 400.000 euros. El edil de Educación anunció, además, que en Navidad se invertirán otros 200.000 para construir la pasarela en el colegio de Fontiñas en colaboración con la Xunta, así como un salón de usos múltiples en el CEIP Rodríguez Xixirei de Lavacolla. En el inicio de curso no se registró ninguna incidencia, salvo un cuadro de luz que quedó sin cubrir en el Apóstol Santiago y ya se subsanó.

Votación
0 votos
Comentarios

Más de 8.500 escolares vuelven a clase en Santiago, con una matrícula estable