Optimismo USC


Lo dijo alto y claro el rector Juan Viaño: por fin se dan las condiciones para que en el curso universitario que mañana comienza el gobierno de la USC centre sus esfuerzos más en el conocimiento que en la financiación, superada la zozobra económica de los dos últimos cuatrienios, marcados por duras políticas de ajuste que finalmente han reconducido la calamitosa contabilidad de San Xerome al reducir el déficit casi a la mitad y recortar la deuda no solo por austeridad sino por la captación de nuevos recursos fruto del músculo científico, lo cual da idea del potencial de los grupos de investigación que abanderan la proyección internacional de la institución. La necesidad ha asfixiado a la USC y ha sido causa de sufrimiento porque los recortes impactaron con dureza en toda la comunidad universitaria, en especial en el profesorado, en el que Viaño busca complicidad con su mensaje optimista en un curso que viene marcado por las elecciones al rectorado previstas para primavera. Los avances en la reposición de la plantilla docente, mermada hasta lo insostenible en algunos departamentos, será uno de los rasgos positivos de la gestión de la USC en este año académico en el que la institución compostelana espera también la concesión de las titulaciones de Biotecnoloxía, Paisaxe y Criminoloxía. Pero no habrá demasiadas alegrías ni serán satisfechas las demandas de todos los colectivos. La universidad no es un mundo aparte -aunque por su evolución hasta hace muy pocos años pudiera parecerlo- y deberá profundizar y consolidar aquellos cambios en su estructura que han podido hacer de la necesidad, virtud.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Optimismo USC