Una joven de 21 años, acuchillada en un coche en Santiago a plena luz del día

Fue agredida por su exnovio, detenido cuando escapaba en otro vehículo

Apuñalamiento en la plaza de San Clemente La joven se encontraba estacionando su vehículo en la zona cuando fue abordada y acuchillada por el hombre.

Santiago

Un hombre de nacionalidad rumana ha sido detenido por la Policía Nacional tras apuñalar brutalmente a su expareja en Santiago. El ataque se produjo sobre las cinco de la tarde en la zona de estacionamiento de la ORA situado entre las calles San Clemente y Pombal. La joven, A. M. C, de 21 años y también natural de Rumanía, se encontraba en un Audi en compañía de otra mujer. El supuesto agresor, de iniciales A. V., llegó al lugar en otro vehículo, un Opel Astra de color ocre, se apeó y fue directamente a por la chica, que estaba sentada en los asientos traseros del Audi. Sin mediar palabra, comenzó a asestarle un gran número de puñaladas, más de quince según algunos de los testigos.

La joven y su acompañante, que al parecer es su cuñada, comenzaron a gritar y llamaron la atención de las personas que se encontraban en las proximidades, que al acudir a ver qué pasaba provocaron la huida del agresor. Pero no consiguió ir muy lejos, gracias a la colaboración ciudadana y al dispositivo policial existente en la ciudad con motivo de las fiestas del Apóstol. Fue detenido en su coche en la misma calle Pombal, cuando bajaba en dirección a Galeras.

La mujer que acompañaba a la víctima fue la que llamó al 112 para advertir de lo sucedido. Mientras no llegaba la ambulancia, la joven acuchillada fue atendida por una turista que es enfermera de profesión. Es de Cartagena y se llama María Prada. Ella pudo comprobar las múltiples heridas que presentaba la joven en todo el cuerpo, aunque apuntó que las que parecían más graves eran una que tenía en la cara, que podría llegar a afectarle a la visión de un ojo, y otra en una pierna que le había causado un corte muy profundo. También tenía heridas en el tórax y en los brazos.

El testimonio del propietario de un restaurante cercano ha sido fundamental tanto para saber qué pasó como para la detención del presunto agresor. Tanto él como la turista enfermera que atendió en primera instancia a la víctima describieron al detenido como un hombre de tez morena y de una altura de entre 1,70 y 1,75.

Cuando llegó la ambulancia de Urxencias Médicas, los sanitarios estabilizaron a la joven y la trasladaron al Hospital Clínico de Santiago, donde ha quedado ingresada en la unidad de críticos. Fuentes del centro compostelano señalaron a última hora de la noche que la chica se encontraba grave pero estable y que su pronóstico es reservado, a la espera de ver cómo evoluciona de algunas de las lesiones que son más graves. Todo apunta a que tendrá que ser intervenida quirúrgicamente, aunque en la noche del lunes aún no había entrado en el quirófano.

Gestiones en Santiago

La víctima no es vecina de Santiago y fuentes policiales situaban su domicilio en Pontevedra. Al parecer había venido a Compostela por trabajo o a realizar algunas gestiones. Su expareja la siguió hasta localizarla en esa zona de aparcamientos en superficie en la que se encontraba la chica.

La investigación policial se centra desde el inicio en un nuevo caso de violencia machista. Es el segundo de consecuencias graves que se registra en la capital de Galicia en los últimos meses. En diciembre, otra joven rumana, Elena Marcu, murió tras ser brutalmente agredida por su exnovio, que también la atacó propinándole numerosas puñaladas de las que no se pudo recuperar en el hospital.

Un plan de 200.000 euros para atender a las víctimas de la violencia machista

3.649. Es el número de personas que se han beneficiado desde el 2009 del programa de atención a víctimas de la violencia machista del Colexio Oficial de Psicoloxía de Galicia y la Xunta. La mayoría fueron mujeres, 2.589, pero también ha atendido a menores (924) y dependientes (136), así como a 579 hombres con problemas de control de la violencia dentro del programa Abramos o Círculo. Esa colaboración se renovó ayer con una inversión de 200.000 euros. Es una cantidad un 30 % superior a la dedicada en el 2016 a gestionar la red que se encarga de asistencias y consultas a los participantes en el programa, y de la asistencia oral en juicio por parte de los psicólogos. El programa quiere dotar de recursos a las víctimas para que afronten la situación y reforzar su autoestima.

Votación
22 votos
Comentarios

Una joven de 21 años, acuchillada en un coche en Santiago a plena luz del día