La Universidade renueva su talento

La USC reconoce a los casi seiscientos estudiantes gallegos que sacaron las mejores notas en la selectividad; más de la mitad acabarán en sus facultades


Santiago / La Voz

David Montoto, del IES de Cacheiras, fue el encargado de hablar en representación de sus 596 compañeros de promoción. Los que junto a él sacaron las mejores calificaciones de la selectividad. Habló y dejó asombrado hasta al director del instituto Carlos Casares de Viana do Bolo, quien tomó la palabra en nombre de los docentes. Por la forma del discurso, por el fondo «e por facelo sen telo escrito, o que me parece un mérito absoluto». David recordó que este es un punto de inflexión en la vida de estos chavales, que aún tienen un pie en el instituto pero ya han puesto otro en la universidad. Y recordó que la mayoría de los allí presentes pertenecen a la enseñanza pública «o principal medio de cambio social, igualador das oportunidades e un dereito inalienable», insistió. También abogó por una reforma de la educación, basada en el aprendizaje memorístico «e coartadora da imaxinación». Y deseó suerte a sus compañeros «pois temos o mundo enteiro ante nós» a la hora de construir un mundo mejor.

La Universidade de Santiago realizó un acto de reconocimiento a estos 597 jóvenes gallegos que en las pasadas pruebas de acceso a la universidad lograron un 9 o más. El rector de la USC, Juan Viaño, instó a los jóvenes a edificar su futuro como profesionales, «pero sobre todo como cidadáns comprometidos, e a ter sempre presente de onde vives».

También dijo que para la Universidade de Santiago sería un honor contar en sus aulas el próximo curso con estos estudiantes, y no va desencaminado el rector. Porque más del 50 % de los mejores expedientes gallegos acaban en la USC. No es difícil encontrar ejemplos. Pablo Monteagudo, de Muros, lo tiene claro. Su media alcanzó el 13,86 y con semejante calificación será uno de los nuevos alumnos del doble grado de Matemáticas y Enxeñaría Informática «se collía unha íame quedar coa sensación de que abandonaba a outra», dice, así que se embarcó en las dos carreras. También le apetece emprender esta nueva etapa, «non te imaxinas como vai a ser, pero faime moita ilusión ir a un piso, ter liberdade». Y hacerlo en la USC es un orgullo para este joven que fue premio nacional de ESO, «sempre me pareceu unha boa opción e tiven claro que ía vir estudar aquí».

Fátima Neira y Raquel Peña también desembarcarán en Santiago. Lo harán desde Lugo, para estudiar la primera Medicina y la segunda Biología. Fátima tuvo muchas dudas de si podía entrar y de hecho pidió este grado en otras tres universidades, pero aunque hasta el día 11 de julio no tendrá la confirmación, confía en poder venir a Santiago. A las dos les apetece emprender esta nueva fase, ya que a la libertad de salir de casa se une el hecho de que siguen muy cerca de su entorno familiar, en Lugo.

Algo similar piensa el ourensano Hugo Quintana, otro futuro universitario de la USC, quien tuvo claro que Enxeñaría Química era la carrera que quería hacer.

Más información en la página 2 de la sección A Fondo

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
2 votos
Comentarios

La Universidade renueva su talento